Wed07262017

Last update04:24:06 AM GMT

Back Insumos Abren batalla legal por Rositas

Abren batalla legal por Rositas

Valoración de usuario: / 1
MaloBueno 

Una asamblea de representantes de 12 comunidades decidió presentar un recurso de inconstitucionalidad contra el decreto que autoriza la ejecución del proyecto hidroeléctrico Rositas de Vallegrande (Santa Cruz) por considerar que la obra tendrá graves efectos sociales y ambientales.

Para hoy, están previstos dos encuentros sobre el tema: el primero con la Gobernación y el segundo con la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).

La reunión de las comunidades concluyó con un manifiesto firmado por más de 100 personas, entre dirigentes de comunidades, autoridades cívicas, municipales y asambleístas. La determinación surge debido a que ENDE no dio respuesta a las solicitudes de información y socialización hecha por las 12 comunidades comprometidas con el proyecto hidroeléctrico.

Los Tiempos hizo llegar estas inquietudes, a través de un cuestionario, al departamento de Comunicación de ENDE, pero tampoco tuvo respuesta.

El documento de la asamblea señala, además, que el hecho de aceptar la construcción de Rositas implicará “resignar a la provincia Vallegrande a su inviabilidad y desaparición, además de los daños y consecuencias en la cuenca media del río Grande-Valles Cruceños”.

El asambleísta por Vallegrande, Alcides Vargas, sostiene que esta postura surge porque esta provincia tiene como actividad principal la agricultura y la ganadería y que Rositas afectará a gran parte de terrenos productivos. “Esto va a inviabilizar a la provincia y, a largo plazo, puede provocar su desaparición, porque Vallegrande no vive de la minería ni del petróleo, vive de la agricultura”, agregó Vargas.

Esta situación, según Vargas, será expuesta hoy por la mañana al gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, por un grupo de dirigentes. La misma delegación sostendrá en la tarde otra reunión, esta vez con ENDE Guaracachi, para expresar dicha postura.

El manifiesto también ratifica la determinación adoptada meses atrás por parte de estas comunidades de negar a ENDE o a otra consultora cualquier tipo de información, así como el inicio de algún estudio referente a Rositas, porque los propietarios de los terrenos no recibieron sus títulos de saneamiento del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA).

El principal argumento de los pobladores para rechazar el proyecto hidroeléctrico Rositas es la existencia del proyecto La Pesca, ubicado a 15 kilómetros de Rositas, que tendrá un menor impacto ambiental, social y económico. A decir de Vargas, Rositas dejará bajo el agua a 12 comunidades al inundar 45 mil hectáreas aproximadamente, mientras que La Pesca afectará sólo a una comunidad e inundará 12 mil hectáreas.

Asimismo, el asambleísta cuestionó el interés en la construcción de Rositas que no es precisamente la producción de energía, ya que este proyecto generará sólo 400 megavatios, mientras que La Pesca proveerá 740.