Fri12192014

Last update04:46:36 AM GMT

Banner Bayer - notiboliviarural.com
Back Agrícola Producción de uva y de vino despega en la serranía y el valle de Samaipata

Producción de uva y de vino despega en la serranía y el valle de Samaipata

Valoración de usuario: / 0
MaloBueno 

De lejos parece que el cerro está abrigado por una enorme telaraña. Pero, se trata de una malla especial colocada para evitar que la helada y el hornero o tiluchi afecten los racimos de uvas que hay dispersos en las dos hectáreas y media en producción (en total son cinco) que tiene Uvairenda , bodega ubicada en plena serranía, a 1.750 metros de altura, a unos 1,2 kilómetros de Samaipata camino a Valle Abajo.

El emprendimiento gestado hace siete años por dos visionarios empresarios nacionales es parte de los atractivos turísticos incluidos en el circuito que promociona la municipalidad de Samaipata a escala local, nacional e internacional.

Amén de este aspecto, en el ámbito estrictamente productivo Uvairenda pese a tener una modesta y joven bodega perfila este año un plan productivo y comercial agresivo para marcar presencia en el mercado local y nacional.

Para ello, según el enólogo Roberto Aguilar, Uvairenda dio inicio a la vendimia 2012 de cepas Syrah, Tannat, Chardonnay y Cabernet Sauvignon -importadas de Francia y algunas de Tarija- que se destinarán para producir unas 5.000 botellas, bajo la marca 1750, de vinos blanco, rosado y tinto. Elaborará unos 5.000 kilos de frutos de la vid para duplicar la producción con relación a 2011.

Aguilar comentó que es la tercera vendimia de cepas viníferas de Uvairenda. De las dos anteriores, según él, son contadas las botellas que dispone la bodega, hoteles, tiendas, restaurantes y licorerías que hay en Samaipata. La botella fluctúa entre Bs 95 y 100.

Eso no es todo. El enólogo adelantó que la bodega potenciará su oferta productiva con el lanzamiento al mercado de Torronté un vino que resulta de la vinificación de cepas de la variedad Chandon. Unos 1.000 litros están en proceso de estabilización y clarificación para envasar 1.500 botellas.

Durante la visita a Uvairenda se verificó que la implementación del proyecto en Campeche, camino a Valle Abajo, además de despertar el interés de turistas por conocer la bodega destapó una suerte de ‘fiebre’ comercial con alta plusvalía de las parcelas adyacente a los viñedos de Uvairenda.

Datos recogidos en la zona dan cuenta de que una hectárea en este punto fluctúa entre $us 8.000 y 10.000. Dada la oportunidad de negocio tres empresarios, dos de Samaipata y el otro de Santa Cruz, han comenzado a producir, en unas ocho hectáreas, cepas viníferas para aprovisionar a Uvairenda.

Pero no es el único proyecto exitoso y motivo de orgullo en Samaipata. Viñas Vargas, es otra iniciativa privada impulsada por el vallegrandino Jorge Vargas que industrializa el singani Moscatto, el vino El último de los Vargas y la uva de mesa de la variedad Italia.

El viñedo que incluye 15 hectáreas y dispone de las variedades Moscatel de Alejandría, Cabernet Sauvignon, Quebranta e Italia se halla en Santiago del Valle, poblado distante 11 kilómetros al sur de Samaipata.

Según Vargas, hace dos años iniciaron la producción industrial y en los proximos tres meses prevén dedicar una campaña comercial agresiva para posicionar las marcas Moscatto y El último de los Vargas en el mercado cruceño. Este año, Viñas Vargas prevé producir unas 20.000 botellas de vino y singani y así adicionar a las 10.000 que tiene en stock y fueron procesadas de las dos anteriores vendimias. La botella de singani y vino valen Bs 50 y Bs 40, respectivamente.

Moscatto está catalogado entre los mejores singanis del país y, a decir del fabricante, el papa Benedicto XVI lo probó. “Mi paisano, el cardenal Julio Terrazas le hizo probar el singani en una reciente visita que hizo al vaticano”, refirió Vargas.

Lo llamativo en Viñas Vargas son los parrales de uva de mesa de la variedad Italia. Dispone de casi 10 hectáreas y obtiene un promedio referencial de 20 toneladas por hectárea.

En la viña, sorprenden los enormes racimos de uvas que pesan entre uno y cinco kilos cada uno, según explicó el administrador de Viñas Vargas, Tirso Vargas.

“Muchos suponen que las uvas que prueban en Santa Cruz son de Tarija y Argentina, pero no se dan cuenta que son samaipateñas”, indicó Vargas, al detallar que cada planta carga entre 10 y 30 racimos y produce alrededor de 30 kilos.

La producción de uva de mesa en la zona está en proceso de expansión. Precisamente, dos familiares de Vargas tienen unas seis hectáreas en Bella Victoria, poblado cercano a Santiago del Valle. En la zona cosechan 420 toneladas de uva Italia para el mercado cruceño.

Con relación a la implementación de las bodegas en Samaipata, autoridades consultadas dieron cuenta de que, además de generar empleos directos dinamizan la economía porque alientan el turismo y atraen inversión extranjera.

Para Ricardo Ortuño, gerente general de la Asociación Nacional de industriales Vitivinícolas (ANIV) estos dos emprendimientos son importantes porque potencian la oferta productiva de vinos y singanis en el territorio nacional.

Según la ANIV, en Bolivia se procesan cinco y diez millones de litros de singani y vino, respectivamente, por año. El contrabando es una amenaza para los vitivinicultores.

Repuntan turismo e inversiones

Nacen nuevos emprendimientos privados con capitales extranjeros e incrementó el flujo de turistas en el último año en Samaipa. Así lo dio a conocer el director de Turismo del Gobierno Municipal de dicha población, Saúl Arias, que explicó que el grueso de los visitantes llega al poblado atraído por el monumento arqueológico El Fuerte y otros destinos incluídos en la oferta turística.

Como referencia, Arias indicó que el año pasado 23.000 turistas, de los cuales 9.000 son extranjeros, se registraron en los 16 establecimientos del sistema hotelero que hay en la población. Según indicó, el flujo refleja un 30% de crecimiento con relación a 2010.

En 2011, llegaron turistas de Alemania, Holanda, EEUU, Israel, Japón, Francia y España.

Precisamente, de este último país llegaron unos 20 empresarios que están apostando por invertir en el sector hotelero, comercial y del ocio.

En la Alcadía de Samaipata dieron cuenta de que están en proceso de aprobación dos grandes complejos turísticos que incluyen cabañas y un hotel impulsado por privados españoles. Se buscó conocer detalles de los proyectos, pero los impulsores excusándose prefirieron no comentar.

CIFRAS

15.000

Cultivos

Son las plantas sembradas de cepas viníferas del departamento de Tarija e importadas de Francia que hay en Uvairenda

10

Proceso

Es la cantidad en kilos de uvas que en la bodega Viñas Vargas se destina para producir un litro de singani Moscatto

Producción

Es el volumen en millones de litros que se estima se producen de vino a escala nacional, según informó la ANIV

“Se debe trabajar en técnicas”

Roberto Aguilar / Enólogo

Las condiciones climáticas que se presenta en los valles mesotérmicos de Santa Cruz, especialmente Samaipata, son propicias para el cultivo de la vid con destino a vinificación. El escenario que se presenta es prometedor, pero se debe trabajar bastante en técnicas de cultivos para en no más de 10 años competir con vinos de calidad como los que se procesan en Argentina o Chile. La uva para vinificación en la serranía de Samaipata tiene un futuro excelente.

Veo que se está trabajando en el camino correcto, pese a que la vitivinicultura en este punto de la región es más complejo por las condiciones del terreno en pendiente y clima subtropical (lluvias en verano).

Empero, si se implementan técnicas y se apuesta por capacitación externa en manejo de cultivos Samaipata se convertirá en potencial productor de vinos de calidad como Argentina, Chile y países europeos. La adaptación al clima de cepas importadas es otra ventaja.

 

UCAB - Bolivia