Notiboliviarural.com - Bolivia

Sat12162017

Last update09:50:58 PM GMT

Back Negocios Líderes en la producción de cacao ecológico del norte paceño durante cuatro décadas

Líderes en la producción de cacao ecológico del norte paceño durante cuatro décadas

Valoración de usuario: / 0
MaloBueno 

Por: Elizabeth Estévez A..- Uno de los valiosos recursos de la biodiversidad con la que cuenta en el norte del departamento de La Paz, es el cacao ecológico, rubro al cual se dedicaron cientos de colonizadores provenientes de diversas regiones del altiplano y de esta región con vocación productiva para cimentar e impulsar la producción en este rubro desde hace 4 décadas, con importantes logros en toda la cadena productiva, por cuanto hoy se puede contar con este alimento en todos los hogares bolivianos y también en el exterior.

Cada cuatro años, la Central de Cooperativas El Ceibo celebra EL DIA DEL CACAO BOLIVIANO logrando integrar nuevas cooperativas productoras de cacao, y asimismo compartir los logros y resultados que viene alcanzando en diferentes escenarios gracias al compromiso y lealtad de sus mismos socios productores.

Al inicio de esta organización que se conformó en base a la colonización o asentamientos humanos en el norte paceño, se contaba con un terreno en Rio Seco con recursos propios, el cual fue ampliando hasta contar con una fábrica en la ciudad de El Alto, para darle valor agregado a la materia prima que producen en comunidades de Alto Beni, en donde se produce cacao orgánico.

De acuerdo a la versión de los primeros productores en estas tierras, la primera etapa colonización llegó con USAID que otorgó infraestructura a fondo perdido y en la segunda etapa con crédito del BID, para la dotación de semillas y otros implementos para la producción en el año 1960, mediante el Banco Agrícola y el Instituto de Colonización dependiente del Estado en esa época.

Una vez iniciada la colonización, los agricultores conformaron la cooperativa de productores con apoyo de organizaciones no gubernamentales como Cáritas, Catholic Relief Service, y la FIA Fundación Interamericana en los años 70.

Por los logros en la organización, en los años 80 se constituyó la central de cooperativas el ceibo que hoy alberga a 1.300 socios en forma directa e indirecta a cientos de productores, los cuales se benefician con empleos directos e indirectos y otros profesionales que ingresan a la empresa por concurso de méritos.

La Central de Cooperativas El Ceibo R. L. es una organización de Segundo grado que aglutina a 48 cooperativas de pequeños productores agropecuarias de la región del Alto Beni, que viene trabajando con familias productoras de cacao orgánico, con certificación.

De acuerdo a versiones de productores, consumidores y comercializadores de este producto, en la actualidad “es un logro y esfuerzo producir cacao orgánico de calidad, en el marco del cooperativismo”.

Para Tiburcio Mamani, Presidente del Ceibo RL., los logros obtenidos fueron en base a la excelencia y transparencia con la que se trabaja y por ser un buen referente en la comunidad nacional e internacional desde esta entidad que creció de 12 a 48 cooperativas. Desde su fundación se impulsó la agroindustria y se cuenta con una variedad de productos de calidad.

Pese a la adversidad lograron sostenibilidad en sus cultivos, como el caso de la enfermedad “mognilia”, con sus propios recursos. En la gestión 2017 se creció de 18 mil a 22 mil quintales de cacao, lo cual los cataloga como líderes en el mercado nacional en este rubro.

Tienen como perspectiva sembrar 600 plantas por hectárea y producir de 35 a 40 quintales por ha. Al lograr sostenibilidad, la visión de los productores radica en contar con una agroindustria a nivel nacional y mundial en pro de nuevas generaciones.

Nadya Ladem, de la organización de comercio justo, Claro con base en Suiza, dijo que las expectativas en el mercado internacional de cacao tienen buenas perspectivas porque se ha conseguido renombre nacional e internacional, por cuanto hay sostenibilidad en base a la producción orgánica y muchas organizaciones en el exterior están interesadas en apoyar y comprar este tipo de producción, por los beneficios a la salud y medio ambiente. Ellos trabajan con esta organización hace 25 años.

Roberto Nak, de Costa Rica, sostuvo que las perspectivas del cacao son positivas a pesar de la presencia de la enfermedad “mognilia” que viene afectando a los cultivos y que los productores con esfuerzo propio lograron combatir.

Destacó el crecimiento de la organización, que se ve bastante fuerte por cuanto es un aliciente para el desarrollo, el sistema cooperativista con apoyo del Estado en diversas gestiones por las que pasó en sus 40 años y porque logró mejorar y superar sus condiciones socio económicas en base a la producción orgánica, al comercio justo y la calidad del producto.

Michel Yujra, dijo que la organización conformada por cooperativas está integrada por las viejas y nuevas generaciones y que el cacao, es el grano de la esperanza para cientos de productores en el norte paceño.

Nimeon Condori, Gerente del Ceibo RL, sostuvo que cientos de productores que migraron de la región altiplánica de La paz, Oruro y Potosí y otras hacia la región amazónica de Alto Beni mejoraron sus condiciones de vida e impulsaron la producción de cacao.

Destacó que la producción certificada orgánica de cacao hoy llega a 47 mil hectáreas y se cuenta con plantas de 20 a 50 años y al año se obtiene entre 1.000 a 1.2000 toneladas de cacao; de las cuales el 67% va al mercado interno con valor agregado y con otros insumos que generan economía para otros sectores como en arroz, frutas deshidratadas, quinua, azúcar, miel de abeja, etc. El excedente de la producción se destina al mercado externo, para lo cual hay gran demanda en mercados europeos, norte américanos y asiáticos.

ASISTENCIA TÉCNICA E INVESTIGACIÓN

Un componente importante dentro la organización es el PIAF del Ceibo, del cual es responsable el ingeniero Jesus Quispe, quien sostuvo que entre los años 60 y 63 se logró introducir material genético de cacao de Trinidad Tobago, Costa Rica y Ecuador en base al injerto de plantas hibridas en las comunidades y que adquirieron sus propias características, dando lugar a cultivos orgánicos propios del lugar.

Entre los años 78 a 80 se empezó a producir mediante el ex IBTA clones en chacos de los agricultores; del 87 al 97 en el Ceibo se logró obtener y mejorar variedades de plantas híbridas con buenas características, mejores que los clones de selección y se hizo un trabajo de 20 años de investigación, tomando datos en la producción y tolerancia a enfermedades y en el año 2000 ya se contó con 17 buenas variedades tolerantes a la “escoba de bruja”.

Ante la aparición de la “mognilia” el año 2010, los productores encontraron 6 variedades tolerantes a esta enfermedad en base a selección, hasta conseguir que sólo 1 de 100 mazorcas se vea afectada. Esperan contar en los próximos 5 años con más variedades tolerantes a enfermedades, buen rendimiento y sabor en base al parámetro de las semillas que requieren.

ABONO ORGÁNICO

Para optimizar la producción orgánica de cacao, desde el pasado año, en los viveros con los que cuenta la organización se produce abono orgánico en base a la utilización humus y bocashi que apoyen a plantaciones adultas en sanidad y buenos frutos. El bocashi es la descomposición de materia orgánica de restos de hojas y estriercol que favorecen al crecimiento de microorganismos, con exceso de descomposición. Este abono es de origen japonés.

El humus de lombriz es otro abono que se obtiene de forma más rápida y que favorece a la planta y se requiere como dos kilos por planta de cacao. Esta es una técnica que se realiza en los viveros de plantines que más adelante son distribuidos a los agricultores.

PRODUCTORES

Guillermo Calle, de la Cooperativa San Antonio Ltda., socio de la entidad sostuvo que en los 40 años, empezó como colonizador y que desde esa época se quedó en su chaco, para trabajar continuamente por los logros obtenidos en su producción.

Avelino Flores, de san Antonio, dijo que la cooperativa va a seguir creciendo, porque trabajan por si solos para salir adelante. Tiene 3 has y solo se dedica a la producción de cacao, dijo que se puede mejorar fortaleciéndose más aun la producción. Llegó de Oruro hace 21 años.

German Aparicio, dijo que les ha ido bien en las 4 décadas, está acostumbrado y no dejara de producir y ve con buenas perspectivas producir cacao porque es requerido en el mercado internacional y nacional.

Mario choque de la Central de Cooperativas, que aglutina a 5 departamentos, ponderó la integridad de los cacaoteros y también La ley 2985, que declara a Alto Beni como la Capital Orgánica de Cacao y otras leyes existentes que apoyan la revolución productiva y el cuidado de la madre tierra.