01
Dom, Ago

Agro da «señal potente» para unir lazos en vez de confrontar

Agrícola
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El sector del agro cruceño tomó la iniciativa para tender puentes. Una muestra de aquello es el acuerdo interinstitucional que suscribieron en Achacachi (La Paz), el lunes. Expertos ven que ese paso constituye una “señal poderosa” para unir lazos en vez de confrontar.

El lunes, una delegación de productores, liderada por la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), se reunieron con autoridades del Instituto Tecnológico Jach’a Omasuyo, y suscribieron un acuerdo interinstitucional que permitirá que estudiantes hagan prácticas en el sector agropecuario de Santa Cruz, para que luego las apliquen en la producción de su región.

En contacto con Página Siete, Óscar Mario Justiniano, presidente de la CAO, explicó que esa iniciativa nació a partir de una reunión que tuvo la Confederación Agropecuaria Nacional, en Cochabamba, en la que se determinó, entre otras disposiciones, “apoyar a las otras instituciones a nivel nacional que están también inmersas” en el rubro.

“Particularmente para generar una transferencia de conocimiento, tecnología, capacitación en todos los pisos agroecológicos del país, porque nosotros lo que tenemos claro como productores es que independientemente de en qué departamento, en qué lugar, en qué zona desarrollan la actividad, lo que nos une es cabalmente ser productores”, agregó.

Daniel Valverde, analista político cruceño, explicó a este impreso que, así como Achacachi tiene un peso simbólico en el occidente, el agro cruceño también tiene un peso específico en Santa Cruz.

“Santa Cruz se ha forjado económicamente en gran parte debido al desarrollo a la actividad agrícola pecuaria. Entonces, es muy representativo y la economía de Santa Cruz en gran parte es dinámica, de acuerdo también a las oportunidades y a los mercados que genera esta actividad agrícola pecuaria. Entonces, creo que es muy simbólico. Me parece que nada más simbólico que ese sector económico para el oriente”, comentó.

Con ese marco, la pregunta que sale a relucir ¿Cuál es la significancia de este “puente”? Gary Rodríguez, gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, explicó a este rotativo: “Indudablemente se trata de una señal de buena voluntad, que dirigentes del agro cruceño manifiestan a sus pares de occidente, con la finalidad de complementar esfuerzos, una señal muy potente que se lanza en una sociedad, que, hay que decirlo así, lamentablemente se encuentra fracturada y muchas veces partida en dos, por cuestiones ideológico-políticas”.

Rodríguez indicó que en situaciones de conflicto o de quiebre “alguien tiene que dar el primer paso”. “En este caso -adicionó-ha sido el oriente, tendiendo su mano amiga, su mano de hermano hacia occidente”.

Valverde indicó que como los políticos no pudieron entender lo que requiere Bolivia en esta coyuntura, el paso del agro cruceño “señala un camino”, que es el de generar conectores y espacios de encuentro.

“Como los políticos no han podido entender el mensaje de que Bolivia necesita unidad, que no queremos guerra, que no queremos polarización, lo están entendiendo otros sectores y ellos creo que están tomando iniciativas que debieron oportunamente los políticos tomar, sobre todo los más representativos”, aseguró.

Rodríguez señaló que la consolidación de una vinculación estrecha en el tiempo dependerá de construcción de confianza y de evitar toda interferencia.

“Hay una palabra que gravita en cuanto al relacionamiento de las personas y es la confianza, y ésta se construye a través de las señales, en su reiteración. De nada vale plantar una semilla si no se va a regar para que esta germine, de nada vale que la plantita empiece a crecer si no se la riega para que crezca. De nada vale que la planta crezca y no se tome el fruto. La constancia en la construcción de la relación es muy importante y, como en una relación entre personas, hay que tratar de evitar toda interferencia que vaya en contra”, afirmó.

Consultado sobre ¿Qué más se puede esperar de este puente?, el presidente de la CAO respondió: “Principalmente es de que nosotros tenemos una concepción clara a nivel productivo, y es de que la visión tanto de los productores hacia nuestro sistema productivo como también de la población en general tiene que ver a este sector con la potencialidad que tiene por desarrollar. Eso significa también poder generar políticas públicas, el poder generar condiciones adecuadas, el poder generar incentivos correctos que se precisan, porque nosotros como sector productivo nacional tenemos la capacidad de económicamente traccionar al país hacia delante y posicionarlo en un futuro, Dios mediante, no muy lejano, como un gran proveedor de alimento para el mundo”.Pablo Peralta M. / La Paz

El sector del agro cruceño tomó la iniciativa para tender puentes. Una muestra de aquello es el acuerdo interinstitucional que suscribieron en Achacachi (La Paz), el lunes. Expertos ven que ese paso constituye una “señal poderosa” para unir lazos en vez de confrontar.

El lunes, una delegación de productores, liderada por la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), se reunieron con autoridades del Instituto Tecnológico Jach’a Omasuyo, y suscribieron un acuerdo interinstitucional que permitirá que estudiantes hagan prácticas en el sector agropecuario de Santa Cruz, para que luego las apliquen en la producción de su región.

En contacto con Página Siete, Óscar Mario Justiniano, presidente de la CAO, explicó que esa iniciativa nació a partir de una reunión que tuvo la Confederación Agropecuaria Nacional, en Cochabamba, en la que se determinó, entre otras disposiciones, “apoyar a las otras instituciones a nivel nacional que están también inmersas” en el rubro.

“Particularmente para generar una transferencia de conocimiento, tecnología, capacitación en todos los pisos agroecológicos del país, porque nosotros lo que tenemos claro como productores es que independientemente de en qué departamento, en qué lugar, en qué zona desarrollan la actividad, lo que nos une es cabalmente ser productores”, agregó.

Daniel Valverde, analista político cruceño, explicó a este impreso que, así como Achacachi tiene un peso simbólico en el occidente, el agro cruceño también tiene un peso específico en Santa Cruz.

“Santa Cruz se ha forjado económicamente en gran parte debido al desarrollo a la actividad agrícola pecuaria. Entonces, es muy representativo y la economía de Santa Cruz en gran parte es dinámica, de acuerdo también a las oportunidades y a los mercados que genera esta actividad agrícola pecuaria. Entonces, creo que es muy simbólico. Me parece que nada más simbólico que ese sector económico para el oriente”, comentó.

Con ese marco, la pregunta que sale a relucir ¿Cuál es la significancia de este “puente”? Gary Rodríguez, gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, explicó a este rotativo: “Indudablemente se trata de una señal de buena voluntad, que dirigentes del agro cruceño manifiestan a sus pares de occidente, con la finalidad de complementar esfuerzos, una señal muy potente que se lanza en una sociedad, que, hay que decirlo así, lamentablemente se encuentra fracturada y muchas veces partida en dos, por cuestiones ideológico-políticas”.

Rodríguez indicó que en situaciones de conflicto o de quiebre “alguien tiene que dar el primer paso”. “En este caso -adicionó-ha sido el oriente, tendiendo su mano amiga, su mano de hermano hacia occidente”.

Valverde indicó que como los políticos no pudieron entender lo que requiere Bolivia en esta coyuntura, el paso del agro cruceño “señala un camino”, que es el de generar conectores y espacios de encuentro.

“Como los políticos no han podido entender el mensaje de que Bolivia necesita unidad, que no queremos guerra, que no queremos polarización, lo están entendiendo otros sectores y ellos creo que están tomando iniciativas que debieron oportunamente los políticos tomar, sobre todo los más representativos”, aseguró.

Rodríguez señaló que la consolidación de una vinculación estrecha en el tiempo dependerá de construcción de confianza y de evitar toda interferencia.

“Hay una palabra que gravita en cuanto al relacionamiento de las personas y es la confianza, y ésta se construye a través de las señales, en su reiteración. De nada vale plantar una semilla si no se va a regar para que esta germine, de nada vale que la plantita empiece a crecer si no se la riega para que crezca. De nada vale que la planta crezca y no se tome el fruto. La constancia en la construcción de la relación es muy importante y, como en una relación entre personas, hay que tratar de evitar toda interferencia que vaya en contra”, afirmó.

Consultado sobre ¿Qué más se puede esperar de este puente?, el presidente de la CAO respondió: “Principalmente es de que nosotros tenemos una concepción clara a nivel productivo, y es de que la visión tanto de los productores hacia nuestro sistema productivo como también de la población en general tiene que ver a este sector con la potencialidad que tiene por desarrollar. Eso significa también poder generar políticas públicas, el poder generar condiciones adecuadas, el poder generar incentivos correctos que se precisan, porque nosotros como sector productivo nacional tenemos la capacidad de económicamente traccionar al país hacia delante y posicionarlo en un futuro, Dios mediante, no muy lejano, como un gran proveedor de alimento para el mundo”.