27
Dom, Sep

Debate sobre transgénicos acentúa posiciones sobre solución económica

Agrícola
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times


Uno de los panelistas, el director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, sugirió al Gobierno anular el decreto luego de sustentar sus observaciones. Sin embargo, el vicepresidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Óscar Mario Justiniano, el segundo panelista, argumentó que el uso de la biotecnología es el camino para generar empleo y estabilidad.
Colque señaló que el decreto apunta a fortalecer un modelo económico agropecuario, basado en el uso de transgénicos, por razones económicas, ya que este sector se encuentra en una situación crítica debido a su baja productividad que no está relacionada con el uso de transgénicos, sino con el modelo.
Ejemplificó que la producción de trigo en Argentina, que no es transgénico tiene un rendimiento de 6 toneladas por hectárea, mientras que en Bolivia solamente llega a 2. Así, ratificó que la mayor productividad no es resultado del uso de transgénicos.
Por su parte, Justiniano dijo que el sector agropecuario viene soportando un rezago tecnológico que pone en riesgo innecesario a la población, sobre todo en la coyuntura de crisis económica.
Indicó que, efectivamente, el sector tiene problemas de competitividad, pero no por ineficiencia, sino porque no puede competir en igualdad de condiciones con países vecinos que son potencias en agricultura, pues mencionó que Argentina usa 61 eventos transgénicos, Brasil 33, Paraguay 28 y Bolivia 1.
Justiniano preguntó si es justo que los productores bolivianos, sobre todo pequeños, deban sufrir el ataque del gusano cogollero en el cultivo de maíz que es capaz de liquidar 30 hectáreas en un lapso de 4 a 6 horas, cuando los países vecinos producen variedades resistentes al ataque del insecto.
Por otro lado, Colque dijo que el Gobierno aprovechó la situación de emergencia que vive el país por la Covid-19 para tratar de legalizar los transgénicos. Afirmó que no se puede decidir la agricultura de ese modo porque hay no hay un sentido de oportunidad, sino de oportunismo político.
Contrariamente, Justiniano aplaudió la promulgación del decreto y aclaró que éste no autoriza la incorporación de eventos transgénicos, sino que reduce el tiempo para que esa tecnología sea evaluada para dar paso a las pruebas de adaptación.

En Bolivia los rendimientos en maíz llegan a 3,5 toneladas por hectárea.

DISCREPANCIAS POR EFECTOS EN LA SALUD
El director de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, refirió que la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que probablemente el glifosato (herbicida que se aplica a cultivos transgénicos) es cancerígeno y que por ello uno de los principales fabricantes de agroquímicos enfrenta juicios millonarios.
Sin embargo, el vicepresidente de la CAO, Óscar Mario Justiniano, dijo que gran parte de los alimentos que consume la población, como el pollo, huevo, pan, leche y lácteos, fueron elaborados utilizando como insumo soya transgénica, pero a la fecha no hay personas con problemas de salud a causa de ello.