12
Dom, Jul

Productores: falta de recursos y bioseguridad ponen en riesgo la seguridad alimentaria

Agrícola
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El transporte, el almacenamiento, la escasez de combustible fueron alguno de los problemas que los agricultores enfrentaron durante la cuarentena total. Con la flexibilización temen por la salud y el sustento.
Leny Chuquimia / La Paz
Sectores de la cadena agroalimentaria advierten que la falta de recursos económicos y de medidas de bioseguridad para los productores representa un riesgo para el abastecimiento de la población. Piden atención pronta para uno de los sectores más vulnerables ante la pandemia de Covid-19.
“Está en serio riesgo la cadena de suministro, dado que los campesinos y familias productoras de alimentos primarios (hortalizas, verduras, etc.) están vulnerables. Deben trasladar los productos en condiciones nada seguras. Sería una desgracia que estas personas se contagien, porque se cortaría la cadena y las ciudades nos quedaríamos sin provisión”, explicó el coordinador del Programa de Sistemas Alimentarios Sostenibles de Unitas, Enrique Torrejón.
Para Rolando Morales, representante de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba, además del riesgo sanitario están las pérdidas por la crisis. Por ello, hace un mes, la Confederación Agropecuaria Nacional planteó un plan de reactivación que aún no tiene respuesta oficial.
Con el objetivo de tener información preventiva y establecer estrategias, el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras (MDRyT) y el Viceministerio de Defensa Civil elaboraron un diagnóstico sobre los efectos de la Covid-19 en la producción agropecuaria y seguridad alimentaria durante la cuarentena total. El estudio fue realizado con la asistencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la participación de 120 municipios.
El representante de la FAO en Bolivia Theodor Friedrich indicó que la información generada es vital porque da al país la posibilidad de tomar decisiones informadas. Aseguró que estamos a tiempo de asumir medidas.
“De acuerdo con las cifras de la FAO, la agricultura familiar produce entre el 57% y el 67% de los alimentos de la región, además de generar más de 60 millones de empleos. Ante los evidentes impactos de la pandemia sobre los pequeños agricultores familiares, es urgente implementar mecanismos legales y ágiles de protección sanitaria, alimentaria y comercial, focalizados a la realidad y cultura de este importante sector”, manifestó Friedrich.
Riesgos y pérdidas
De acuerdo con el diagnóstico, entre marzo y mayo para los productores el problema del transporte ocupó un 29%, la comercialización de sus productos el 27%, los precios bajos un 17% y la falta de insumos de producción un 13%. El 36% de los municipios, consideraron que para garantizar la campaña agrícola 2020 -2021, se debe aprovisionar a los productores con semillas, fertilizantes, forrajes y otros.
“En el mercado aún hay algunos insumos. El problema es que el pequeño y mediano productor ahora no tiene capacidad de comprarlos… eso implica un riesgo para la seguridad alimentaria”, indicó Morales.
Explicó que la dificultad para transitar generó que las exportaciones bajen por la caída de la demanda agregada. En el mercado interno, los bolivianos no están comprando la misma cantidad que antes de la pandemia.
“Estamos vendiendo apenas un 50% de la producción. Nuestra Cámara aglutina a miles de productores particularmente pequeños y medianos que en varios casos ya se han comido su capital. Por ejemplo, la Asociación Departamental de Floricultores que aglutina a 4.200 productoras ha botado su producción porque nadie compra flores. A decir de ellas mismas, ya no están en crisis sino que cayeron en desgracia”, afirmó
Friedrich señala que el calendario agrícola 2020-2021 no debiera alterarse, en la medida en que ya está en marcha. “El mayor riesgo es que los productores no accedan a los insumos necesarios para sus labores productivas y, por supuesto, que la Covid-19 afecte la salud de las poblaciones rurales. Ambos aspectos deben ser atendidos pronto por los diferentes niveles del Estado”.
Morales y Torrejón coinciden en que urge tratar el tema de bioseguridad en la agricultura. El dirigente cochabambino teme por el brote en el trópico.
“Hemos tenido una reunión con el Sedes porque necesitamos trabajar juntos. Si el brote se amplía como en Beni o Santa Cruz, la situación será dramática. Lo mínimo será la perdida de la producción porque la vida de 300 mil agropecuarios está en peligro”, advirtió.
La experiencia de los mercados móviles
“Del productor al consumidor”, esa es una de las premisas de los mercados móviles o itinerantes. Éstos estaban destinados a facilitar el abastecimiento de las familias durante la cuarentena y a la vez ayudar a los productores a llegar al cliente sin los intermediarios. Para las autoridades ediles esto ayudó a evitar la especulación en los costos.
Según el diagnóstico realizado por la FAO, el 40% de los municipios que participaron en el estudio implementaron estos abastos itinerantes. Con ellos ayudaron en el suministro de alimentos.
Los municipios de Cochabamba y Tarija son los que dieron mayor dedicación a este tema, seguidos de Chuquisaca, Pando y Potosí. En La Paz, además de la organización del mercado móvil, se ayudó con el transporte de los alimentos desde las comunidades hasta los centros de comercialización.
La medida implementada en la sede de Gobierno fue destacada por la Asociación Internacional de Desarrollo Urbano. Su representante Luis Buezo de Manzanedo expresó que La Paz fue la primera ciudad en América Latina que implementó esta “iniciativa integral”.
“El principal valor que rescato de esta experiencia es la capacidad de implementar una respuesta integral, pero sobre todo implementar un sistema de evaluación constante que permitió medir las expectativas de los productores y de los usuarios para introducir mejoras”, dijo el experto en análisis organizacional y desarrollo urbano.
Según datos de la Secretaría Municipal de Desarrollo Económico y la Agencia de Desarrollo Económico local, en el municipio paceño la iniciativa generó un movimiento económico de 100 mil bolivianos. Además creó más de 3.000 fuentes laborales temporales, instaló 80 ferias en 21 distritos de la periferia y benefició a 32.000 familias.
“Participé activamente y se pudo evidenciar que esta actividad permitió la comercialización de productos sin intermediarios y con precios accesibles que evitaron la especulación”, sostuvo el concejal Isaac Fernández.
La falta de transporte fue el principal problema del productor durante la cuarentena
Tras la declaratoria de emergencia sanitaria en el país, se procedió al cierre de los caminos interprovinciales, interdepartamentales y de las fronteras. Aunque se autorizó el transporte de alimentos, los pequeños agricultores se vieron imposibilitados de llegar hasta las ciudades por la falta del transporte, los altos costos y otros problemas.
“Las comunidades de la provincia Murillo somos agricultoras y estamos arruinadas. Nos ha pescado en media cosecha y venta de nuestros productos. Mitad hemos salvado en las ferias pero la otra mitad se está perdiendo en el campo”, señaló Martín Blanco, productor de duraznos de la localidad de Aramani en el Illimani.
El 42% de los municipios encuestados alertaron que durante la cuarentena estricta no hubo transporte para el traslado de los productos.
Pero no fue la única dificultad. Un 18% señaló que tuvo problemas por el mal estado de los caminos y la falta de mantenimiento, un 17% advirtió que hubo una falta de combustible y un 11% denunció un alto costo de flete de los vehículos.
Encuestas de la FAO
• 33% de los municipios informantes en el diagnóstico señalaron que emitieron ordenanzas para el funcionamiento adecuado de los mataderos para la provisión de carne.
• 32% indicaron que durante la cuarentena total por Covid-19, aún no realizaron actividades relacionadas con el trabajo pecuario. En La Paz, Cochabamba y Oruro aún no han proyectado acciones inmediatas para el sector.
• 17% difundió comunicados para la venta y traslado de ganado con bioseguridad. Gran parte de éstos se dio en los municipios de los departamentos de Beni y Pando. En el tema de ordenanzas también sobresale Santa Cruz.
• 32% de los municipios expresaron que se hicieron los esfuerzos para mantener la regularidad de la cadena de suministro, razón por la cual los precios se mantuvieron estables. Esto ayudo a la accesibilidad.
• 28% expresaron que la falta de recursos económicos en sus territorios originó una baja en la demanda de productos. La ausencia de transporte y los rescatistas también causaron pérdidas.
• 28% notó una falta de compradores en los centros de abasto, debido a una reducción de sus ingresos por las restricciones sanitarias a la circulación, sobre todo en la población de la tercera edad.
• 20% manifestó que en sus territorios se establecieron medidas para controlar los precios. Un 18% expresó que los precios subieron por una reducción en el abastecimiento normal de productos.
Los proveedores, un sector expuesto
• Vulnerables “Los agricultores están buscando abastecer de alimentos y evitar que el contagio llegue de la ciudad al campo. Eso sería devastador”, alertó Katherine Fernández, coordinadora de la Plataforma Agrobolsas Surtidas (un movimiento alimentario), en el webinario “Coronavirus en tiempo de crisis climática”, desarrollado el 14 de abril.
• Restricciones Advirtió que los agricultores son limitados por los permisos y porque en algunos municipios no dan autorizaciones de circulación.
• Pandemia “No estábamos preparados ni como país ni como planeta. Hemos tenido que improvisar. Mantener la estadística baja nos va a costar muchísimo”, dijo Fernández.

Los proveedores, un sector expuesto
• Vulnerables “Los agricultores están buscando abastecer de alimentos y evitar que el contagio llegue de la ciudad al campo. Eso sería devastador”, alertó Katherine Fernández, coordinadora de la Plataforma Agrobolsas Surtidas (un movimiento alimentario), en el webinario “Coronavirus en tiempo de crisis climática”, desarrollado el 14 de abril.
• Restricciones Advirtió que los agricultores son limitados por los permisos y porque en algunos municipios no dan autorizaciones de circulación.
• Pandemia “No estábamos preparados ni como país ni como planeta. Hemos tenido que improvisar. Mantener la estadística baja nos va a costar muchísimo”, dijo Fernández.

En tiempos de cuarentena y restricciones usted necesita estar bien informado. Por