14
Mar, Jul

Agroindustrias oleaginosas proyectan crecimiento en exportaciones de derivados de soya

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El sector agroindustrial destaca la liberación de exportaciones de productos excedentarios por parte del Gobierno nacional. La Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas CANIOB proyecta un crecimiento importante en las exportaciones de derivados de soya a países de la Comunidad Andina en corto plazo.

notiboliviarural.com, Santa Cruz, Bolivia.- Jorge Alberto Amantegui Gerente General de CANIOB, destaca la liberación de exportaciones por parte del Gobierno, toda vez que después de muchos años sienten que se sacaron una cadena de encima al momento de exportar.

Dijo que “Más de 12 años que veníamos solicitando la libre exportación, teníamos regulación del mercado interno, con controles a las exportaciones sin ningún justificativo”.

Libre exportación industrias oleaginosas podrán desarrollar su capacidad que tienen

Comentó que, con la libre exportación, las industrias oleaginosas podrán desarrollar toda su capacidad que tienen, lo cual se traducirá en crecimiento importante para el sector.

Exportación permitirá más posibilidades de vender subproductos de la soya a mercados de la Comunidad Andina

Señaló que la exportación les permitirá a las industrias tener más posibilidades de vender subproductos de la soya a los mercados de la Comunidad Andina, lo cual se traduce en mayores volúmenes y por supuesto en valor.

Derivados de soya estaban en 900 MM de Sus en uno a dos años llegar a 1.500 MM de dólares

Explicó que “Normalmente en los últimos años las exportaciones de derivados de soya estaban en 900 a millones de dólares, ahora en el plazo de uno a dos años llegar a 1.500 millones de dólares a los mercados de la Comunidad Andina “agregó que la libre exportación también permitirá a las industrias bolivianas abrir otros mercados para los productos exportables, actualmente Bolivia podrá cumplir sus compromisos de venta a los países que requieren subproductos de la soya.

El ejecutivo recordó que de derivados de soya estaban en 900 a millones de dólares, ahora en el plazo de uno a dos años llegar a 1.500 millones de dólares, el primario, industrias y productores pecuarios.

Explicó que existe el compromiso de las industrias de abastecer el mercado interno con harina y cascarilla de soya a los sectores pecuarios; pero ahora no se necesitan los certificados de abastecimiento que eran muy burocráticos.

Sobre el proyecto de biodiésel, el representante de las industrias indicó que no se ha podido avanzar al respecto con el actual Gobierno; pero esperan se pueda restablecer reuniones con el Ministerio de Hidrocarburos para hacer viable el proyecto en los siguientes años.