02
Mar, Mar

Aguinaldo: empresarios piden diferimiento o financiamiento

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los representantes del sector anunciaron que están dispuestos a pagar el bono anual, siempre que el Gobierno les otorgue créditos o habilite un plan de pagos.


Lidia Mamani / La Paz.- Los empresarios privados solicitan diferir el pago del aguinaldo o que el Gobierno financie su desembolso mediante la otorgación de créditos para cubrir las planillas de sueldos de sus empleados.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, afirmó que muchas empresas van a cumplir según lo que dispuso el Ministerio de Trabajo, pero hay otras, en especial las micro y pequeñas empresas (Mypes) que no podrán pagar hasta el 21 de diciembre.

“Hay que ser solidarios, imaginativos y responsables. Una opción es viabilizar créditos concesionales para que los empresarios se presten y paguen los aguinaldos; la otra es que se puede ampliar el plazo y permitir un pago en cuotas. Y una tercera es que se permita que una parte de ese bono se cobre en productos nacionales a través de la billetera móvil”, sugirió Barbery.

El titular del sector afirmó que una vez que haya la “voluntad de las partes” se podrá analizar éstas u otras alternativas, ya que al final los empresarios lo único que buscan es cumplir con sus trabajadores, pese a que la situación no es la adecuada.

Barbery apuntó que en agosto pasado, la CEPB realizó una investigación, que abarcó a más de 550 empresas formales y representativas de diversos sectores del país. El sondeo buscaba identificar la situación del sector privado, después de sufrir los efectos de la pandemia.

Uno de los resultados fue que el 18% de las empresas analizadas evaluaba cerrar sus operaciones debido a que el efecto de la cuarentena fue “devastador” y no había forma de recuperarse.

Del porcentaje total, el 27% correspondía al sector de hotelería y turismo, que fue el más golpeado; el 19% a la industria manufacturera; el 21% a la construcción; el 16% a servicios y el 15% a firmas dedicadas al comercio.

El presidente de la Cámara Nacional de Industria (CNI), Ivo Blazicevic, indicó que su propuesta es el diferimiento del pago del aguinaldo por la iliquidez en la que se encuentra el sector a consecuencia de la pandemia.

“El diferimiento en el pago del aguinaldo es el camino que se debe seguir para evitar un colapso de la industria en Bolivia, en el actual contexto de la Covid-19. El Gobierno, en lugar de generar mayor iliquidez en las empresas, debería aprobar medidas de incentivo fiscal, laboral, tributario, etc., para evitar el cierre gradual de las industrias en todo el país”, consideró Blazicevic.

En ese contexto sostuvo que a septiembre de 2020 la industria registra una contracción de su economía de 11,9%, una de las más grandes de los anteriores 40 años. Y las exportaciones industriales cayeron en 26%, lo que ubica al sector en iliquidez y con riesgo de caer en insolvencia.

La CNI considera que las empresas que corren el riesgo de cerrar sus operaciones, afectadas por la pandemia porque trabajaron al mínimo o no operaron durante la cuarentena, son las de textiles, cueros, muebles, bebidas en general, metalmecánica, plásticos y otros, que se encuentran en recesión profunda.

Empero, la industria en general está en recesión por la pandemia y por el incremento del contrabando desde países vecinos, que mediante la devaluación de sus monedas lograron mayor competitividad en desmedro de la producción hecha en Bolivia.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, aseguró que los empresarios son respetuosos de la norma vigente que se aprobó y van a pagar el aguinaldo, pero para ello requieren créditos financieros.

“Lo que estamos pidiendo es que haya un financiamiento para planillas, sueldos, para que puedan coadyuvar los pagos de diciembre. El aguinaldo que hacen los empresarios representa aproximadamente 700 millones de dólares que se inyecta en el país, que de alguna manera afecta en la liquidez, en las inversiones y en otros aspectos, debido a que este fue uno de los peores años”, manifestó Kempff.

El ejecutivo de la CNC apuntó, además, que sólo en este mes se debe generar recursos para cubrir tres sueldos: el de noviembre, el aguinaldo y el sueldo correspondiente a diciembre.

Disposición

El Ministerio de Trabajo dispuso el miércoles con el Instructivo 80/20 que el pago del aguinaldo anual debe hacerse efectivo hasta el lunes 21 de diciembre de este año a todos los trabajadores del sector público y privado.

Advirtió que de incumplirse, la sanción es que se pague el doble, además de abonar una multa por infracción a las normas.

Asimismo, el empleador está obligado a presentar las planillas de pago del aguinaldo mediante la oficina virtual de trámites hasta el jueves 31 de diciembre.

Conamype habla de un acuerdo interno

El presidente de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), Néstor Conde, afirmó que para el pago del aguinaldo de este año se logró llegar a un acuerdo interno con sus trabajadores para cancelarles en pagos hasta abril de 2021, debido a que ellos entienden la situación difícil por la que atraviesa el sector.

“Los microempresarios ya han previsto esto porque hemos entrado en negociaciones con los trabajadores, ellos están conscientes de lo que está pasando en este momento la pequeña empresa, han accedido y han cedido que se permita el pago hasta abril próximo”, aseguró Conde.

El sector prevé que se generará “algo de oxígeno” a las unidades productivas que fueron muy golpeadas por la pandemia del coronavirus.

En caso de que se les obligue a pagar el aguinaldo hasta el 21 de diciembre, como dispuso el Gobierno, al menos 200 mil Mypes, de las 600 mil que hay en el país, corren el riesgo de cerrar sus operaciones y dejar sin empleo a muchas personas.

También criticó la posición radical de la COB de que “sí o sí” se debe pagar y los retó a dirigir un emprendimiento.