24
Jue, Sep

Crisis por efectos de la pandemia CEPB pide diálogo y demanda a partidos cesen en sus intereses

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El esfuerzo y sacrificio realizados por una gran mayoría de los bolivianos durante la cuarentena, no es acompañado de igual manera por los sectores políticos que no tienen la voluntad para anteponer los intereses nacionales y el bienestar de los ciudadanos, a sus propios intereses, sostiene el sector empresarial del país
La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) demandó este lunes al Gobierno y a los actores políticos que convoquen a un diálogo nacional para enfrentar la crisis por la pandemia, y pidió a líderes de todos los partidos políticos que “cesen en sus enfrentamientos electoralistas mezquinos y que demuestren la honestidad de su compromiso con Bolivia (…) que requiere de grandeza, responsabilidad y unidad, en lugar de tensiones por cálculos electorales”.

La entidad, que aglutina al empresariado privado nacional, justifica su pedido señalando que “vivimos una crisis generalizada que afecta la salud, la educación, la economía, el trabajo y la institucionalidad, y que hasta ahora no hemos podido encontrar caminos de solución ni de mitigación a los daños actuales y futuros que enfrenta el país. No podemos seguir en la lógica irracional del enfrentamiento que sólo genera incertidumbre”, afirman.

Consideran, además, que el esfuerzo y sacrificio realizados por una gran mayoría de los bolivianos durante la cuarentena, “no está siendo acompañado de igual manera por los sectores políticos, que no parecen comprender la dimensión de la crisis, ni tener la voluntad para anteponer los intereses nacionales y el bienestar de los ciudadanos, por encima de sus propios intereses”.

En un comunicado público, difundido el este lunes, afirman que en medio de la calamidad en la salud y el desastre económico, los Órganos Ejecutivo y Legislativo “han roto toda comunicación y coordinación y se hallan atrincherados en posiciones dogmáticas, bloqueando las soluciones, descalificando las iniciativas mutuas y poniendo en riesgo las pocas posibilidades que tenemos para enfrentar esta situación”.

Reclaman además que los movimientos sociales “obedeciendo instrucciones precisas del orden político promueven movilizaciones, bloqueos y paros, que además de poner en mayor riesgo la salud, “generan una secuencia que contribuye a la parálisis que estamos luchando todos por superar”.

A esos grupos les piden que retornen a la racionalidad, depongan sus actitudes violentas, y contribuyan a la solución de los problemas de la salud, el empleo y la economía, a través del diálogo y el consenso.

La declaración, además incluye una demanda al Órgano Legislativo, para que apruebe los contratos de préstamos gestionados por el Gobierno para enfrentar los efectos de la pandemia y, que, “anteponga el diálogo y la coordinación sensata con el Ejecutivo en el tratamiento y aprobación de las normas”.

En relación al Ejecutivo, exigen que asuma plenamente sus responsabilidades, formulando medidas sustantivas que impacten de manera decidida en la reactivación del sector productivo, la garantía de acceso pleno a la salud y la educación para todos y la protección de las fuentes de trabajo, así como el restablecimiento progresivo de una nueva condición de normalidad.