06
Lun, Abr

Líder del grupo empresarial Roda en términos económicos, anticipa un golpe fuerte por el Covid-19

Agroindustria
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El líder del grupo empresarial Roda y presidente del Ingenio Sucroalcoholero Aguaí, en términos económicos, anticipa un golpe fuerte por el Covid-19 y llama al tejido empresarial y a los actores de la administración pública a actuar en conjunto y con celeridad en la aplicación de medidas correctivas. Ve que de nada servirá que el Gobierno dicte políticas si no consulta con los empresarios cuáles son las mejores condiciones. Se declara un convencido de que en los tiempos actuales los jóvenes nos enseñan y, en muchos casos, nos indican la ruta a seguir.

- ¿Cuáles son las cicatrices que dejó la crisis política, convulsión social y los 21 días de paro cívico -derivaron en la caída del régimen de Evo Morales- en el sector empresarial de Santa Cruz?

Por una cuestión de convicción y visión de vida, yo creo que de las crisis siempre sale algo positivo. En el caso del paro de 21 días, recuperamos muchos valores que estaban dispersos y que siempre fueron una característica en Santa Cruz: la hospitalidad, la solidaridad, el compañerismo.. esos valores también los practicó el sector privado que sin hacer ninguna ostentación, distribuyó alimentos -en muchos casos gratis- evitó que la población sienta desabastecimiento, acató todas las medidas restrictivas, pero hizo su trabajo. Como toda la sociedad, se nos fue un mes del año en un abrir y cerrar de ojos, duro golpe económico para los bolivianos; sin embargo, no hablaría de cicatrices sino de aprendizajes.

- En el actual gabinete de ministros del Gobierno de transición hay profesionales con trayectoria técnica en el manejo de la administración, ¿cumplen con el perfil deseado para trazar la política económica en estos tiempos?

En la pregunta está la respuesta. Son funcionarios que asumen puestos de gran responsabilidad para una etapa de transición. El país no se ha parado, sigue funcionando y avanzando. Nos dieron la tranquilidad que una economía requiere, nos dieron confianza. Naturalmente que al armar un Gobierno en tensión, aparecerán fallas, pero rescato el lado positivo y el enorme esfuerzo que hacen.

-  En este complejo escenario de la pandemia, cuyo efecto amenaza con hundir las economías de todo el hemisferio, ¿qué medidas deben emprender las empresas para resistir el impacto o resultar menos afectadas?

Ha quedado claro -con la experiencia de países mucho más desarrollados que el nuestro- que en términos económicos el golpe es fuerte, debe actuarse de manera coordinada, analizar de forma consciente los temas más álgidos que derivan de esta situación.

El tema es que se actúe en conjunto: Gobierno, banca, impuestos, compromisos, empresarios, instituciones entre otros. La celeridad en la aplicación de medidas correctivas, es fundamental.

- Se habla de una ‘tormenta perfecta’ que impacta en la economía del país y siempre se dice que en tiempos de crisis asoman oportunidades, ¿cuáles identifica?

El principal es la revalorización de la agroindustria, la agropecuaria y el agro en general. Del trabajo, muchas veces silencioso de este sector que ocupa a una mayoría de la población económicamente activa, depende la tranquilidad del abastecimiento de alimentos, por ejemplo.

En Bolivia, estamos enfrentando la tercera ‘tormenta perfecta’, como usted la llama, en menos de un año: los incendios en la Chiquitania nos han enseñado a revalorizar la naturaleza, el valor de la tierra y las buenas prácticas agrícolas; el paro cívico que llegó pocos días después, ha rescatado valores como ya he mencionado y esta pandemia nos enseñará también que necesitamos más investigadores, médicos y científicos, más especialistas en salud pública, en fin.. los nichos son interminables si se analizan las cosas en positivo.

- ¿Qué políticas de Estado deberían implementarse en la agenda pública-privada para dinamizar la economía nacional y empresarial?

La dirigencia empresarial, tanto de nuestro departamento como del país, ha dicho muchas veces que lo más importante es la coordinación. De nada servirá que el Gobierno dicte políticas si no consulta con los empresarios cuáles son las mejores condiciones; tampoco servirá si los empresarios toman iniciativas por su cuenta sin coordinar cuáles son las necesidades más urgentes que tenemos como país.

Diálogo sincero, ideas creativas, celeridad en las aplicaciones, reprogramación de deudas, e impuestos son algunas de las medidas a aplicar. No nos olvidemos que estos tres fenómenos mencionados en los últimos seis meses, son y serán un golpe duro a las actividades de los bolivianos, sean pequeños, medianos o grandes emprendedores.

- ¿Considera que es bueno el endeudamiento al momento de emprender un negocio?

No hay otra. Santa Cruz era antes una ciudad estancada, no existían familias ricas y había poco capital. La única forma de crecer era asumiendo riesgos y endeudándose. El endeudamiento es algo importante en el crecimiento de las personas. Cuando se debe plata, uno está obligado a levantarse temprano y trabajar.

- En su pliego petitorio la COB plantea un incremento del 10% al salario básico y un 15% al mínimo nacional, ¿es viable este pedido? ¿qué consecuencias puede traer a las empresas del sector formal?

Al sector empleador se le borraron del mapa casi dos meses de actividad, sí, a aquel emprendedor de la calle, al de la pequeña empresa, al mediano, al gran empresario, a todos los bolivianos. Se le borraron los ingresos de dos meses.

Es exactamente igual a que al trabajador se hubiese quedado sin dos meses de sueldo, ¿qué tal?, y el trabajor es muy conciente de eso, algunos ya perdieron su empleo, y con seguridad que los que quedan no quieren seguir ese camino. El éxito de la empresa es éxito de todos, por lo tanto, quién crees que tiene la respuesta a la pregunta?.

- Un sector empresarial pide viabilizar la reprogramación de préstamos financieros sin afectar la calificación de riesgo y habilitar líneas de crédito para apoyar la liquidez de los diferentes sectores, ¿usted cree que son medidas de alivio para el sector?

Países desarrollados en Europa y Norteamérica, han sido los primeros en tomar medidas como esas a causa de este efecto global vigente. La liquidez empresarial es más importante que la solidez patrimonial, causa fundamental de las mayores dificultades empresariales.

Nuestro sistema financiero nacional tiene las espaldas para respaldar estas medidas, simplemnte requiere de una normativa que no la castigue. Serán este tipo de medidas audaces las que permitan una recuperación económica en el menor tiempo.

- ¿Usted cree que el Gobierno de transición acompaña el dinamismo de las inversiones del sector privado o aún es débil en este aspecto?

No tiene opción éste o cualquier otro Gobierno, sean de transición o permanente, a enfrentar un momento crítico. Las crisis se las enfrenta con coraje y decisión. Entonces, considero que es preferible asumir una decisión riesgosa, a no hacer nada.

- ¿Qué mensaje le da a la población, a los jóvenes, los actores de la ‘revolución pitita’ y esos emprendedores en estos momentos difíciles?

Yo soy un convencido de que son los jóvenes los que nos enseñan y, en muchos casos, los que indican la ruta a seguir. Así sucedió en los últimos eventos que vivimos los bolivianos: ellos fueron los protagonistas principales en los incendios de la Chiquitania, arriesgaron su comodidad, su tranquilidad e incluso su vida, para salvar lo que se podía salvar. Surgieron los “héroes anónimos” en medio del desastre.

En el paro, también fueron los protagonistas. Le pusieron el entusiasmo y la perseverancia que permitió que el paro fuera lo que fue. En cierto modo, hicieron una revolución del comportamiento y del compromiso que, probablemente, los más viejos no hubiéramos hecho y ahora, en la pandemia, también son protagonistas de la solidaridad con los más vulnerables. Vivir intensa, comprometida y responsablemente, son su tarea. El deber

El tiempo en Santa Cruz

PRONÓSTICO POR REGIONES

Pronósticos del clima en Bolivia