22
Mié, Sep

¡Mil millones de dólares perdería el Estado!

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 Del editorial  de  El Diario de La Paz. El país se encuentra en un momento de gran peligro, pues está a punto de perder la fabulosa suma de mil millones de dólares, en un negocio mal concebido, mal construido y por una serie de imprevisiones. La importante suma de dinero fue invertida por el Estado hace ocho años. Su nombre es Planta de Bulo Bulo de amoníaco y u

 

La gigantesca planta está instalada en el departamento de Santa Cruz. Entró en operaciones con dificultades técnicas, pues no tenía mercados de consumo y, en el mejor de los casos, llegó a rendir solo el 31 por ciento de su capacidad. Entre otros problemas, se encontró que estaba muy lejos de las fuentes de producción de materia prima para su consumo, no tenía caminos para transportar la urea para los consumidores, solo por hacer referencia a las deficiencias con que el gobierno de entonces emprendió la iniciativa, sin la obligatoria licitación pública de la obra.

La Planta de Bulo Bulo fue objeto de críticas desde su origen, pero sus compradores hicieron oídos sordos y el proyecto siguió adelante, dando la razón a quienes observaban las irregularidades con que había sido adquirida e instalada. En efecto, las observaciones se confirmaron y la elefantiásica inversión de alrededor de mil millones de dólares quedó al descubierto, aunque, al mismo tiempo, sin que sean adoptadas las soluciones que se requería.

Tan grave fue el comienzo de las operaciones de Bulo Bulo, que ya se vio su inutilidad, aunque el empecinamiento de sus autores no corrigió el problema y, más bien, continuó adelante. Tan tozuda actitud condujo a que la planta sea desahuciada y, en medio de su paralización, debieron ser detenidas sus actividades, como tuvo que hacerlo el gobierno en 2020.

Al presente, Bulo Bulo está paralizada y los mil millones de dólares que costó no rinden ni un centavo. Es más, podrá quedar sin funcionamiento, sin que se sepa qué hacer con ese “elefante blanco”. En todo caso, este proyecto de socialismo de Estado intenta ser rehabilitado y para ello se utilizará otros 53 millones de dólares más, con la esperanza muy limitada que permita rehabilitar la planta. Entre tanto, los mil millones de dólares de esa planta, que salieron de los bolsillos del pueblo, están en inminente riesgo de perderse.