24
Jue, Sep

Por pandemia y convulsión político - social  Industria se declara en “estado de crisis”

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Por pandemia y convulsión político - social  Industria se declara en “estado de crisis”
Plantean destinar 20% de sueldos para adquirir productos hechos en Bolivia, y así reactivar al sector. El PIB industrial descendió a -6,9% a mayo de 2020

ROLANDO KEMPFF E IBO BLAZICEVIC
La industria, que representa el 16% del Producto Interno Bruto (PIB), por impacto de la pandemia del Covid – 19 y la convulsión político - social viene experimentado una drástica contracción de su actividad económica y se declara en “estado de crisis”, y a mayo de 2020, la tasa de crecimiento del PIB industrial descendió a -6,9% cuando a diciembre de 2019 registró un crecimiento de 3,19%, según declaración de la Cámara Nacional de Industrias.

La misma se lo hizo luego de una reunión del Consejo Nacional de Presidentes de las Cámaras Departamentales de Industrias de Bolivia, en el que se realizó un análisis profundo y exhaustivo de la realidad actual.

Es por ello que expresa que el sector muestra un descenso de más de 10 puntos porcentuales en crecimiento, y los datos señalan que se trata de la crisis industrial más profunda de los últimos 40 años, que genera iliquidez y amenaza con transformarse en insolvencia de las empresas con efectos negativos sobre la inversión, producción y generación de empleo formal.

En su declaración señalan que en los primeros 60 días de cuarentena rígida, sólo el 20% de la industria nacional registró actividad económica, generándose un serio perjuicio sobre la actividad manufacturera.

Pero en la posterior cuarentena dinámica y a más 140 días de declararse la emergencia sanitaria, no se advierte la reactivación de la demanda y el aparato productivo industrial se encuentra en estado de recesión.

En ese contexto, sostiene que para reactivar la demanda, durante los últimos cuatro meses, la CNI ha planteado al Gobierno Nacional propuestas de Política Pública que van desde diferimientos de pago de tributos, créditos, creación de Fondos de Garantías Estatales y la operación de retorno al trabajo con medidas de bioseguridad.

Asimismo, señala que las medidas aprobadas por el Gobierno Nacional como respuesta a las demandas del sector empresarial tienen escasa o nula aplicación y resultados para reactivar la demanda y la oferta del aparato productivo industrial.

Es por ello, que demandan en forma urgente, la concreción de medidas gubernamentales que impulsen el “compro boliviano”. “Planteamos destinar el 20% de los sueldos y salarios a la adquisición de productos con sello “Hecho en Bolivia”. El 20% representaría alrededor de 200 millones de dólares que dinamizaría la demanda de productos nacionales, que contribuiría a la reactivación de la industria nacional”, aseguran.

También demandan que las compras estatales se orienten a la industria nacional y se considere en las mismas las compras de materiales Hecho en Bolivia, y platean la modificación de las normas de compras y contrataciones estatales y dirigirlas con preferencia la producción nacional.

El sector industrial solicita al Gobierno Nacional el funcionamiento del Fondo de Garantías Estatales (FORE), que a la fecha no se está efectivizando en las entidades financieras, lo cual no coadyuva a concretar el Plan Gubernamental de Reactivación del Empleo.

Sin programas de créditos con garantías estatales, está en riesgo la producción y provisión de bienes industriales a la población. En el sector industrial manufacturero la mora en el sistema bancario supera los 600 millones de bolivianos que requieren reprogramación, explican.