02
Mié, Dic

Según una resolución ministerial tendrá mezcla del 12 % de etanol

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Acuerdo. El compromiso del Gobierno al sector sucroalcoholero es dinamizar el consumo del biocombustible a mayor escala nacional.

El Gobierno de Jeanine Áñez, en la misma línea del anterior Gobierno de Evo Morales, ha decidido dar un mayor impulso al tema de los biocombustibles. Bajo el argumento de evitar la millonaria importación de diesel y gasolina que el 2019 alcanzó un gasto de USD 1.555 millones, el Estado se compromete al sector sucro alcoholero (productores cañeros e industriales del azúcar y el alcohol) en la compra de al menos 120 millones de litros de etanol para ser añadidos en un 12 % a la gasolina especial.

El ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, explicó que todo ello forma parte del Plan de Reactivación Económica Agroindustrial, mediante el cual se busca incentivar el incremento de volúmenes de mezcla, dentro de la gasolina sin variar el precio para el consumidor final de Bs3,74 el litro. “El objetivo es evitar, en gran parte, la importación de gasolina que significa al Estado subvención y fuga de divisas", mencionó el pasado martes, cuando junto a la presidenta Áñez presentó el plan a los productores e industriales de la caña de azúcar.

Un impulso al sector. Mariano Aguilera, presidente del ingenio azucarero Guabirá, en contacto con El Día, mencionó que lo importante es que el país se beneficia con el ahorro de divisas al dejar de importar la gasolina y los demás aditivos.

Además de esos dos aspectos, mencionó que todo el gasto de la subvención que era fuga de divisas afuera del país, será reinvertido en el sector sucroalcoholero, dado que el Estado destinará una parte de esos recursos al etanol, lo que motivará un incentivo al productor, a la generación de empleos y el dinamismo de la economía nacional.

“El tema es que, con todo esto, primero se va evitar la importación de la gasolina y los aditivos para aumentar el octanaje del combustible. Eso evitará erogar divisas, eso ayudará a fomentar la producción nacional y en este difícil momento ayudará a paliar la situación crítica en el que se encuentra el sector productivo”, mencionó el industrial.

Alcides Córdoba, representante de los productores cañeros del norte cruceño, mencionó que este impulso, de momento es una buena noticia para un sector económicamente muy golpeado por la parálisis del aparato productivo, el mercado y los bajos precios para las exportaciones.

“De cualquier manera, para nosotros esto es lo que siempre hemos buscado, más aún cuando todo está con números rojos, dado que los precios de exportación no nos acompañan, estos bloqueos que ponen en riesgo a los mercados. Esperamos que cambie esta situación con todo esto”, informó el productor cañero.

Un panorama recurrente. La importación de diesel y gasolina, el 2019, le significó al país USD 1.555 millones, como refleja el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con datos del INE (Instituto Nacional de Estadísticas). El Estado subvencionó al consumidor final, indistintamente ambos combustibles, con el 50,2 % del precio de importación por litro. Esos recursos de subvención no son recuperables.

Bajo ese parámetro, de acuerdo a los precios internacionales del petróleo en el 2019, el Estado, perdió alrededor de USD 793 millones en divisas que no se recuperan, lo que equivale al 50,8 % de recursos a fondo perdido, tomando como parámetro que la 'compra país' se hizo a un precio promedio de USD 1,05 por litro.

La compra de diesel ocupa en valor el 64 % del total de la importación de carburantes con una cifra de USD 992.069.857; con relación al 2018 creció 11 % en volumen y un 9,5 % en valor. En tanto, el resto del 36 % corresponde a la gasolina, cuya importación creció con respecto al año anterior, casi un 43 % en volumen y un 37 % en valor, cuyo gasto fue de USD 563 millones.

Según Aguilera, al incentivar una mayor compra de etanol, los recursos que antes iban a la importación de gasolina, esta vez el Estado los destinará al sector productivo nacional y con ello dará dinamismo y beneficios para los bolivianos.

Para el cumplimiento de dicho plan, el Ministerio de Hidrocarburos, ha emitido una Resolución Ministerial que reglamenta las especificaciones técnicas de calidad de la “gasolina base A”, así como los métodos de ensayo utilizados para su medición, para garantizar una mezcla conforme a los protocolos y parámetros técnicos.

140 Mil millones de USD
Es la inversión estimada del sector industrial para el Etanol.