03
Lun, Oct

Avicultores pierden Bs 60 millones por sobreoferta y falta de maíz

Avícola
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times


Productores observan que los cupos de grano que entrega Emapa son insuficientes. Otros hacen notar que la demanda interna mensual alcanza los 18 millones de pollos y que la oferta bordea los 22 millones


Juan Carlos Salinas Cortez.- Nuevamente el sector avicultor del país -especialmente Santa Cruz y Cochabamba- se encuentran en emergencia. Los motivos: la escasez de maíz y una falta de planificación a la hora de producir, lo que genera una sobreoferta de pollos.
Omar Castro, presidente de la Asociación de Avicultores de Santa Cruz (ADA), fue el que hizo foco en la falta de maíz, cómo el problema se viene arrastrando desde diciembre del año pasado y aún no se encontró una solución.

Detalló que por esta situación el sector, que se dedica al engorde del pollo, está perdiendo mensualmente Bs 60 millones y otros Bs 10 millones los productores de huevos y que, de seguir -para cubrir los costos de producción- se va a tener que incrementar el precio del pollo
El dirigente sostuvo que la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), que siempre tuvo problemas en cumplir con los tiempos de entrega del insumo, ahora, desde hace unos cuatro meses, no puede asegurar los volúmenes del grano.

El avicultor remarcó que, ante la falta de grano, Emapa empezó a racionar la entrega del insumo a 30 toneladas por mes y por productor una cantidad que cubre la necesidad de unos 15.000 pollos. En su criterio, apenas se abastecen en un 40% las necesidades de alimento de los avicultores.
A su vez, Wiston Ortiz, presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Bolivia, remarcó que el problema del sector no se debe limitar a la falta de maíz, sino a la sobreproducción de pollo que se registra desde hace varios años.

El mercado nacional, cada mes, absorbe entre 17 y 18 millones de pollos, pero en la actualidad -por el accionar de las incubadoras- que semanalmente cargan, en las granjas, unos 5,4 millones de pollitos BB, la oferta mensual es de 21,6 millones. Un monto que a criterio de Ortiz no hace otra cosa que mantener bajos los precios.

Desde Emapa, el gerente general Franklin Flores, sostuvo que la principal misión de la institución es brindar apoyo a los pequeños y medianos productores. Con respecto a la comercialización de maíz, la autoridad indicó que en 2021 se vendieron 81.000 toneladas; de las cuales 44.000 toneladas fueron adquiridas solo por 27 productores. Un tema que se está investigando.
Flores subrayó que se tiene acopiadas 15.000 toneladas y que calcula para este año acopiar otras 104.000 toneladas por lo que se garantiza el insumo a los productores avícolas, porcinocultores y a los lecheros. En las últimas semanas también se aplicaron restricciones a las exportaciones de maíz, por lo que se debe presentar el documento de abastecimiento del mercado interno para poder vender.

Los afectados

Ariel Vargas, un avicultor de Cochabamba, remarcó que hace tiempo la mala planificación en la producción de pollos y la falta de maíz están golpeando a su granja. Lamentó que la sobreoferta mantenga los precios muy bajos que en algunas ocasiones no se pueda cubrir los costos de producción.
El cochabambino Antonio Ledezma, un pequeño avicultor, con 30.000 pollos, explicó que ya no es negocio producir cuando el pollo, en los mercados, se venden hasta en Bs 9,5 el kilo. “Está más caro el maíz. El quintal llegó a los Bs 90. Nos cuesta más producir, pero en los mercados; el pollo baja de precio. Algo no se está registrando correctamente”, criticó Ledezma.
Para Jorge Camacho, su granja, ubicada en la zona central de Cochabamba, hace tiempo que dejó de ser rentable. La pandemia lo puso contra la pared y la sobreoferta y escasez de maíz le dieron el tiro de gracia.

Cansado y harto de la desorganización, Camacho solo espera poder resistir este año más para luego pasar la posta a su nieto, para que él decida qué hace con las aves y los diferentes equipos que tienen en el lugar.
“Todo tiene un ciclo. El mío llegó a su fin”, concluye, a tiempo de rogar que no le pidan mayores detalles de su actividad.
Augusto Polo, presidente de la Asociación de Pequeños y Medianos Avicultores de Cochabamba, indicó que cada vez más se repite la historia de Camacho, debido a la falta de insumos y la sobreproducción; lo que hace que varios avicultores opten por dejar el negocio y cerrar sus granjas o pasar a otro sector productivo más estable.