12
Dom, Jul

ALERTA: La Organización de los Estados Americanos (OEA), mediante un comunicado

Internacional
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Comunicado, advirtió que existe un "intento desesperado por lavar el fraude electoral que se fraguó sin éxito en Bolivia", mediante la articulación de una "maliciosa campaña de desinformación" en contra de la auditoría que realizó esa institución internacional, que demostró una serie de irregularidades en las elecciones generales del 20 de octubre de 2019. Entretanto, la Unión Europea (UE) se ratifica en el comunicado de noviembre, en el que respaldó el informe de la OEA sobre el fraude en Bolivia.

"En los últimos días se ha articulado una maliciosa campaña de desinformación contra la OEA, con evidentes objetivos políticos, en relación a su rol en las pasadas elecciones de Bolivia. Como parte de esta campaña, incluso se solicitó a la OEA que convalide los resultados de las elecciones generales de Bolivia del 20 de octubre de 2019. Al respecto, la Secretaría General manifiesta que la convalidación de resultados es una facultad exclusiva de las autoridades nacionales acreditadas por su ordenamiento constitucional vigente (y) corresponde sólo a los bolivianos determinar sus decisiones soberanas", según el documento.

Esta reacción se registra tras la difusión de una serie de publicaciones, en medios de comunicación y redes sociales, con el objetivo de demostrar que no hubo fraude electoral en Bolivia y lo que, según la OEA, provocó confusión con una "intención parcial e interesada que procura generar mayor desinformación" sobre los hechos que derivaron en la renuncia de Evo Morales.

El organismo internacional indica que, en algún caso, hasta se llegó a citar un estudio, que presenta contradicciones e imprecisiones, marcado por "cierta orientación ideológica", lo que demuestra "una encomiable aparente lealtad hacia el expresidente Morales".

"En su afán por justificar un resultado de las elecciones (de 2019), los autores (de las cuestionadas publicaciones) llegan al extremo de ofrecer una explicación basada en los apellidos supuestamente indígenas de algunos votantes, lo cual, además de ser absolutamente especulativo y de desconocer el secreto del sufragio, podría ser calificado como racista y propio de una mirada colonialista", menciona el comunicado.

El estudio estadístico realizado por la OEA no buscó validar u objetar el resultado de las elecciones, sino, identificar comportamientos "anormales o sospechosos" en las tendencias para poder orientar el trabajo de los otros equipos de la auditoría, que luego dieron con las "pruebas incontrastables de la manipulación" de las elecciones, es decir, los servidores informáticos ocultos, con capacidad para modificar los resultados y las actas adulteradas.

En ese marco, la OEA insiste en que "en un intento desesperado por 'lavar' el fraude electoral que se fraguó sin éxito en Bolivia y generar la percepción de que existe más de un estudio que respalde su posición, se hace referencia a un autodenominado 'think tank', que en rigor no es más que 'propaganda tank', consagrado a la defensa de gobiernos ilegítimos en la región como el venezolano y el cubano".

UNION EUROPEA

Por otro lado, según un apublicación de El Deber, la delegación de la Unión Europea en Bolivia ratificó el miércoles la declaración emitida el 15 de noviembre del año pasado, en la que señaló que “las irregularidades en las elecciones, demostradas por la auditoría de la Organización de los Estados Americanos, llevaron a protestas populares, tras el llamado de varios sectores de la sociedad como sindicatos, fuerzas armadas y actores políticos clave que derivaron en que el ex presidente Morales deje el poder, y por último, renuncie”.

El pronunciamiento surgió luego del comunicado emitido en las últimas horas por la OEA, en el que cita publicaciones de diarios estadounidenses y denuncia que “se ha articulado una maliciosa campaña de desinformación contra la OEA, con evidentes objetivos políticos, en relación a su rol en las pasadas elecciones de Bolivia”, y señaló que incluso se le solicitó que convalide los resultados de las elecciones de octubre.