06
Jue, Ago

El modelo paraguayo: un exitoso plan que ha logrado contener la pandemia y avanzar hacia la reactivación económica

Internacional
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Paraguay tiene la menor tasa de mortalidad por Covid-19 de Latinoamérica, tras cuatro meses de pandemia. El gobierno del presidente Mario Abdo Benítez asegura que gran parte de su éxito se debe a un plan de control implementado en el uso de los fondos extraordinarios asignados a la emergencia.
Julio de 2020, 17:39

El Gobierno de Paraguay se movió rápido y tomó medidas para contener el contagio de coronavirus. Pese a ser un país con pocos habitantes y sin grandes centros urbanos, fue el primero de la región en cerrar sus fronteras y prohibir el ingreso de viajeros provenientes de China. En marzo suspendió las clases, los eventos públicos e impuso una cuarentena obligatoria. Cuatro meses despúes, es el país con la tasa de mortalidad más baja de Sudamérica con un promedio de 2 fallecidos por millón de habitantes.

En la más reciente jornada, Paraguay sumó 2 muertes por Covid-19, subiendo a 35 el total desde el inicio de la pandemia. Además se registraron 27 nuevos contagios para un total de 3.817, en una nación que cuenta con una población de casi 7 millones de habitantes.

Lea también: La trágica batalla de A. Latina contra el Covid-19: la región lidera en muertes por cada 100.000 habitantes

Pero la estrategia no se quedó solamente en actuar rápido. El gobierno del presidente Mario Abdo Benítez asegura que gran parte de su éxito se debe a un plan de control y transparencia que ha implementado en el uso de los fondos extraordinarios otorgados a través de la ley de emergencia sanitaria y que ascienden a US$1.900 millones.

Fernández asegura que a través del plan han podido garantizar un control de los recursos y al mismo tiempo fortalecer la gestión de compras públicas del sector salud, mediantes procesos licitatorios más eficientes y con "mayores medidas de transparencia".
"Este plan permite hacer seguimiento al desembolso de subsidios sociales, compras públicas de insumos médicos y medicinas, y recibir denuncias de irregularidades", explica el ministro de la Secretaría Nacional Anticorrupción de Paraguay, René Fernández, en entrevista con AméricaEconomía.

Del monto total asignado a la emergencia, unos US$500 millones han sido dirigidos al fortalecimiento del sistema de salud y el resto, distribuido entre subsidios sociales y de servicios públicos, apoyo de micro y medianas empresas, al sistema de jubilaciones, entre otras medidas fiscales y financieras.

Fernández asegura que a través del plan han podido garantizar un control de los recursos y al mismo tiempo fortalecer la gestión de compras públicas del sector salud, mediantes procesos licitatorios más eficientes y con "mayores medidas de transparencia".

Para esta labor fue creada la Comisión Especial de Supervisión, conformada por los Ministerios Antidrogas, Anticorrupción, Planificación, Prevención de Lavado de Dinero y Auditoria General.

"Una de las primeras recomendaciones de esta Comisión fue la implementación de compras por vías alternativas a las tradicionales", señala el funcionario. Alguna de las opciones propuestas fueron compras por la vía de excepción, subastas electrónicas y acuerdo nacional.

"Todas estas modalidades ya se están utilizando, permitiendo rapidez, transparencia y libre concurrencia en las licitaciones", sostiene Fernández. La comisión recomendó además al Ministerio de Salud Publica y Bienstar Social priorizar las compras del mercado local y solo en casos excepcionales, optar por la vía de organismos internacionales.

La Comisión Especial se ha enfocado también en identificar posibles irregularidades en las compras con los fondos extraordinarios. Desde su instalación, han advertido de tres procesos fuera de lo establecido en Ley: dos correspondientes a empresas públicas -que adquirieron pequeños lotes de insumos defectuosos o con sobrecostos- y un tercer caso en el que un proveedor pretendió entregar insumos médicos defectuosos al Ministerio de Salud.

Los funcionarios vinculados a los dos primeros casos fueron apartados de sus cargos y procesados penalmente. En el caso del proveedor, se abrió una investigación por tentativa de estafa.

rene_fernandez_titular_de_la_secretaria_anticorrupcion_de_paraguay.jpeg

 

Falta de insumos. El ministro de la Secretaría Nacional Anticorrupción de Paraguay, René Fernández, negó que el país tenga problema con insumos médicos, principalmente con los test para confirmar los contagios, como lo denunció hace una semana la coordinadora interinstitucional de diagnóstico, Graciela Russomando.

Según explicó, es una información que no corresponde con la realidad. "Diariamente existe un promedio de 1.500 pruebas realizadas a nivel país por los distintos laboratorios habilitados; solo en los últimos 15 días han sido adquiridos 18.000 transportadores para Test COVID-19; 4.530.000 mascarillas quirúrgicas; 256.000 mascarillas; 50 Respiradores; 400.000 trajes de protección personal y 1.000.000 de batas para quirófano", dijo.

El detalle de las adquisiciones, el stock actualizado y la distribución para cada centro hospitalario se encuentra informado en el portal rindiendocuentas.gov.py, creado por la Comisión para hacer seguimiento y control.

Reactivación económica. Con la ventaja a su favor, Paraguay inició recientemente la implementación de una serie de medidas fiscales y crediticias para la reativación económica, contenidas en el plan “Ñapua Paraguay” (Levantemos juntos a Paraguay).

La inversión prevista para el rescate económico representará una ejecución de US$2.513 millones, un 6,9% del Producto Bruto Interno, según informó el ministro de Hacienda, Benigno López en declaraciones a medios locales.

El plan consta de tres pilares. El primero, corresponde a un programa de transferencias a trabajadores informales y a una agenda de reducción de costos al comercio que contempla una inyección de US$455 millones. El segundo, está enfocado en dinamizar la inversión pública a través del relanzamiento de nuevos proyectos con Asociaciones Público Privadas, y consta de una inversión de US$1.372 millones.

Mientras que el tercero busca potenciar la banca pública de desarrollo apoyando a emprendedores, micro y pequeñas empresas con préstamos en moneda nacional a tasa fija no superior al 8% nominal, periodos de gracia y plazos amplios para la devolución del capital. Este pilar contempla recursos por US$686 millones.

El ministro declaró posteriormente a La Nación que el Estado deberá someterse a una reestructuración, mejorar la prestación de servicios públicos, y aseguró que a eso apuntan. "El plan de reactivación contempla una transformación del Estado, con las reformas de la carta orgánica de la AFD, de la Ley de Responsabilidad Fiscal, del clima de negocios, mejora del sistema de compras públicas, entre otros", dijo.

Las acciones del Gobierno paraguayo para hacer frente a la pandemia han sido reconocidas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en un reciente informe en el que posiciona a Paraguay entre los cinco países que mejor enfrentaron la crisis del Covid-19. Esto mediante la adopción de paquetes de medidas fiscales, que representan un 3,2% del PIB regional.

En el informe, la Cepal corrige a la baja su estimación sobre la economía paraguaya, que ahora tendría una retracción de -2,3% este año en lugar del -1,5% indicado anteriormente. El dato, sin embargo, muestra que Paraguay será la economía de la región que menos se contraerá en el 2020.

Autor: Gianni Amador