19
Vie, Ago

La agricultura, como parte de la solución al cambio climático, debe ser protagonista en la COP 27

Internacional
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La agricultura, como parte de la solución al cambio climático, debe ser protagonista en la COP 27, coincidieron embajadores latinoamericanos en Egipto y Director General del IICA


En el diálogo con el Grupo de Embajadores de Latinoamérica (GRULAC) en Egipto y el Director General del IICA, Manuel Otero, sobresalió un detallado análisis del impacto económico y social que está sufriendo ALC por las disrupciones que han alterado los mercados globales de alimentos, energía y fertilizantes.
San José, 11 de julio de 2022 (IICA) - La seguridad alimentaria está al tope de la agenda y, por su vinculación con la problemática ambiental y el papel de la agricultura como parte de la solución a los desafíos globales, debe ocupar un lugar destacado en la próxima Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 27), que se celebrará en Egipto en noviembre.

Esa fue la mirada que compartieron el Grupo de Embajadores de Latinoamérica (GRULAC) en el país del norte de África y el Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, en un diálogo virtual en el que sobresalió un detallado análisis del impacto económico y social que está sufriendo América Latina y el Caribe por las disrupciones que han alterado los mercados globales de alimentos, energía y fertilizantes.

La discusión se enmarcó en el contexto de las actividades que el IICA está realizando de cara a la COP 27. Para esa cita global, en el que se definirán el futuro de las acciones colectivas de mitigación y adaptación al calentamiento global, ministros y secretarios de Agricultura de las Américas pidieron al IICA que coordine la búsqueda de consensos, de manera de presentar una posición convergente del continente sobre la cuestión agrícola.

Reunidos en mayo, ministros, secretarios y funcionarios de 32 países de las Américas manifestaron que las condiciones globales actuales han aumentado la toma de conciencia sobre la fragilidad de la seguridad alimentaria y nutricional en el ámbito global y la necesidad de una mayor productividad agrícola sostenible, especialmente ante los crecientes riesgos climáticos.

En ese sentido, el embajador argentino en Egipto, Eduardo Antonio Varela, quien ofició como anfitrión del encuentro, destacó el valor de que el IICA haya asumido el compromiso de cooperar con Egipto en el camino hacia la conferencia de noviembre, que se realizará en la ciudad balnearia de Sharm el-Sheikh.

“Es de enorme importancia el acercamiento entre el IICA y Egipto para quienes representamos a las naciones latinoamericanas aquí”, dijo Varela desde la Embajada argentina en El Cairo.

Según lo convenido en mayo por el Director General del IICA y la ministra de Medio Ambiente del país norafricano, Yasmine Fouad, durante un encuentro virtual, el respaldo del Instituto se centrará en la generación y la transferencia de conocimiento científico relacionado con la seguridad alimentaria y nutricional, la agricultura y la innovación, y su relación con el cambio climático.

“La agenda agrícola ocupará un espacio relevante en la conferencia, en un momento de tensiones en los mercados globales de alimentos”, agregó Varela, quien destacó que Egipto, país que recibirá a funcionarios y expertos en la cuestión ambiental de todo el mundo, es un país particularmente vulnerable en cuanto a seguridad alimentaria y puntualizó su especial dependencia de las importaciones de trigo, cereal cuyo precio se disparó por el conflicto bélico en Europa del Este.

El embajador de México y decano del GRULAC en El Cairo, Octavio Tripp, consideró que la seguridad alimentaria es un tema de enorme relevancia en la actual coyuntura.

“Sin duda –señaló- la seguridad alimentaria se vincula al cambio climático, por lo que la próxima celebración de la COP 27 en Egipto hace que sea muy relevante su análisis conjunto. Los embajadores latinoamericanos en este país tenemos un gran interés por ilustrarnos en cuanto a la realidad de la seguridad alimentaria”, refiriéndose también a la situación que enfrenta la producción agropecuaria por los problemas de disponibilidad de fertilizantes.

Acción colectiva

“Estamos convencidos que el sector agropecuario tendrá un lugar destacado en la COP 27, como parte de la solución a los problemas del cambio climático y de la necesidad de conservar la biodiversidad. La seguridad alimentaria, que está amenazada por varios factores, no puede ser tratada aisladamente, sino en conjunto con la problemática ambiental, el comercio internacional, los temas energéticos y de calidad de vida de las comunidades”, dijo por su parte Otero.

El Director General explicó que el IICA, como institución que desde las Américas mira al mundo, promueve la acción colectiva.

“Los ministros de Agricultura del hemisferio son nuestros mandantes, pero interactuamos también con otros ministerios y con el sector privado, universidades y organizaciones de la sociedad civil, porque el desarrollo sostenible y la transformación de la agricultura debe ser preocupación de todos los actores. Es tiempo de actuar juntos. Debemos elaborar un mensaje poderoso para fortalecer la participación del sector agrícola en todos los ámbitos en donde se discuta la cuestión climática”. agregó.

Otero explicó que el IICA trabajará para que América Latina exhiba en la COP 27 sus avances en siembra directa, pasturas naturales, sistemas silvopastoriles, reducción de desperdicios y otras buenas prácticas en materia de sostenibilidad ambiental. “Tenemos que mostrarlos y sentirnos orgullosos” apuntó.

Otero dijo que es imprescindible resaltar la importancia de América Latina y el Caribe, tanto en los temas vinculados al cambio climático como es la seguridad alimentaria mundial.

“La región –explicó- tiene buena parte de los recursos naturales del planeta: el 50% de la biodiversidad del planeta, el 22% de agua fresca, el 31% de agua dulce y el 33% de las tierras cultivables. Nuestros bosques cumplen una función fundamental como sumidero de carbono y en el ciclo del agua. Y apenas generamos el 9% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero, mientras somos la región exportadora neta de alimentos del mundo. Esto nos debe dar fuerza a la hora de las negociaciones”.

Asistieron al encuentro, además de los embajadores Varela (Argentina) y Tripp (México), los jefes de misión en Egipto de Brasil, Antonio Patriota; de Ecuador, Rafael Veintimilla; de Guatemala, José Guillermo; de Panamá, Julissa de Hoyos; de Cuba, Tania Aguiar; de Venezuela, William Omar; y de Colombia, Ana Milena Muñoz.

También participaron ministros, secretarios y agregados agrícolas de las embajadas de República Dominicana, Paraguay, Bolivia, Perú, Chile y Uruguay.

En su intervención, la Embajadora de Panamá solicitó detalles al Director General del IICA sobre las iniciativas de agricultura digital del Instituto.

Otero enumeró las acciones tendientes a estimular la conectividad rural, en alianza con organizaciones como el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y Microsoft, la construcción de capacidades digitales en las poblaciones rurales, y el papel de puente del Instituto entre start-ups con foco en el sector agropecuario y fondos de inversión, entre otras.