15
Vie, Nov

Cochabamba .Dan último adiós a voluntario y piden apoyar más a los rescatistas

Actualidad
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times


El velorio del voluntario Ernesto Nina Mamani (24), en su casa de la zona de Pacata, ayer. | Carlos López
Un voluntario ayuda apagar el incendio en el Parque Tunari, ayer. | Daniel James
Soldados que desde el lunes se sumaron a la emergencia en el Paque Nacional Tunari. | Daniel James
Lorena Amurrio Montes .- Con mucho pesar y lágrimas es velado el voluntario que murió el lunes cuando ayudaba a sofocar el incendio en el Parque Nacional Tunari, Ernesto Fanor Nina Mamani (24). El Grupo Especial de Operaciones de Salvamento (GEOS) al que pertenecía le rindió su homenaje y expresó su profundo dolor.

Sus padres Ernesto Nina y Rosemary Mamani contaron que vieron salir a su hijo el lunes a combatir el incendio que se propagó rápido en Tirani y Andrada, en el Tunari al norte de la ciudad, por lo que no podían creer lo ocurrido al final del día, cuando el universitario no volvió a casa.

Su padre contó que Ernesto estuvo antes ayudando a controlar los incendios en la Chiquitanía, en Santa Cruz. En las redes sociales, incluso, hay una imagen de él rescatando un ave en medio de árboles calcinados.

Sus allegados lamentaron que los voluntarios no sólo tengan que exponerse a una serie de peligros cuando acuden a este tipo de emergencias, sino también a la falta de medios. Su padre contó que las familias incluso tienen que contribuir para que los voluntarios tengan el equipamiento necesario. “Espero que la muerte de mi hijo no sea en vano, que ayuden a los voluntarios”, dijo.

Ernesto fue uno de los 100 voluntarios que ayudaron. Se conoce que el joven no pudo ver el camino por la humareda y cayó por un barranco.

Ayer el gobernador Iván Canelas acompañó a los familiares. El representante de la Federación de Entidades Empresariales Privados, Javier Bellot, parte de la plataforma Tunari Sin Fuego, entregó un reconocimiento póstumo.

El alcalde suplente Iván Tellería indicó que el joven es pariente de una funcionaria y comprometió la ayuda del municipio. En tanto, la UMSS y Facultad de Tecnología, donde estudiaba Ernesto, expresaron sus condolencias.

Las diferencias en el equipamiento entre instituciones y los comunarios son notorias, estos últimos no tienen más que sus manos. Aquello que los hace iguales es que todos exponen sus vidas.

Unas 300 personas trabajaron sin descanso para sofocar el incendio en el Tunari. Voluntarios, funcionarios, bomberos, soldados y comunarios lucharon contra el fuego y falta de condiciones.

Los comunarios son uno de los primeros en responder, pero sin condiciones. Machetes, bidones de agua y ramas de árboles son sus principales herramientas de combate.

No cuentan con máscaras, guantes ni mochilas de agua. “A nosotros nadie nos da nada y muchas veces somos los primeros en llegar, pero nos culpan”, reclamaron.

“Nos señalan como responsables, pero no lo somos. ¿Cómo vamos a quemar nuestro hogar? Aquí vivimos. Son otros los que queman. Vienen a hacer turismo y dejan sus fogatas , fuman y se van.

Otro grupo de atención de emergencias son los voluntarios. En la actualidad se tiene el SAR Bolivia y GEOS. En ambos, cada miembro debe equiparse para rescates y reciben capacitación. Los soldados de las Fuerzas Armadas también se unieron al rescate.

 

300 personas batallaron contra el fuego durante más de 50 horas y casi sin descanso. Los voluntarios de GEOS se replegaron para despedir a su compañero.

El tiempo en Santa Cruz

Ads-Google-Lateral

PRONÓSTICO POR REGIONES

Pronósticos del clima en Bolivia