27
Dom, Sep

El turismo boliviano busca remontar la crisis con inversión y proyectos

Actualidad
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

l turismo es una de las actividades más importantes en el país, no solo por su potencial y diversidad, reflejada en cada una de sus regiones, sino por su contribución en la economía, ya que produce cada año más de 100 mil empleos, entre directos e indirectos, y genera alrededor de 700 millones de dólares en ingresos, cifras que se desplomaron drásticamente debido a la crisis política y social que golpeó al país, tras las elecciones del 20 de octubre.

El impacto negativo se sintió a nivel nacional, con pérdidas que ascienden los 40 millones de bolivianos, en las actividades relacionadas al turismo.

Cochabamba, uno de los escenarios más violentos del conflicto, fue una las regiones más golpeadas y las pérdidas bordean los 10 millones de bolivianos, durante el mes que duró la crisis.

El departamento es el tercero con mayor flujo turístico de Bolivia. Alrededor de 300 mil personas, entre nacionales y extranjeros, llegan cada año a la capital gastronómica para recorrer los distintos atractivos y paisajes paradisiacos.
Duda y temor

El trópico cochabambino es uno de los destinos más elegidos en Cochabamba, pero también una de las regiones con mayor afectación en la actividad turística.

A pesar de que las operaciones todavía funcionan “a medias”, van tomando impulso, de a poco. Muchos hoteles volvieron a abrir sus puertas, aunque la afluencia de personas aún es baja.

“Hay temor de que vuelvan los conflictos y se vuelva a paralizar la zona. La sensación de temor aún está presente”, expresó Nelson Ledezma, representante del Hotel Los Cocos, en Villa Tunari.
Las pérdidas en el sector hotelero del trópico bordean los 5 mil bolivianos, durante el mes que duró el conflicto. Las cifras ascienden considerablemente si se toma en cuenta los distintos servicios turísticos que ofrece esa región.

“El flujo bajó a cero. El movimiento se paralizó totalmente. La gente que trabajaba en el hotel tuvo que irse a su casa porque la situación era insostenible por la falta de alimentos”, contó Nelson Arnez, representante del Hotel de Selva El Puente, en el trópico.

Actualmente, todavía hay desconfianza. “La gente que quiere venir, pregunta, pero lo piensa. No confía del todo, por todo lo ocurrido”.
El presidente de la Cámara Hotelera, Fidel Huanca, dijo que todo el sector prevé repuntar y encaminar la actividad. “Esperemos que vengan días mejores”.

El departamento tiene una capacidad hotelera de alrededor de 17.500 camas disponibles. El trópico de Cochabamba ocupa el segundo lugar, después de la región metropolitana.

La caída y el efecto dominó

La actividad turística del departamento, en base a 953 atractivos, genera más de 7 mil fuentes de empleo directos, y se caracteriza por ser un "trabajo de hormiga", en el que interactúan varios actores, con distintos roles y competencias.

Varios sectores hacen posible un exitoso desarrollo de las actividades en Cochabamba, entre públicos, privados, académicos y sociales, relacionados entre sí, en menor o mayor medida. Es por eso que la caída y pérdidas millonarias ocasionaron un efecto dominó en los distintos sectores que interactúan, en un marco de cooperación y participación.

En la actualidad, existen más de 1.500 empresas que prestan servicios turísticos en el departamento.
Servicios turísticos por región
Repuntar, el objetivo principal

En Cochabamba, desde la Gobernación se realizan trabajos de evaluación y análisis del impacto de la crisis en el sector, que dejó más de 10 millones de bolivianos.

"Todos fuimos afectados. Los daños se vieron en todas partes, en los 47 municipios de las 16 provincias", puntualizó el director de Culturas y Turismo de la Gobernación de Cochabamba, Diego Obando.

Con el objetivo de contrarrestar los efectos e impulsar las actividades en el sector, esa instancia gubernamental encara un proyecto, que cuenta con una inversión de alrededor de 30 mil bolivianos. Consta de tres fases y concluirá en enero, en el marco de la Estrategia Departamental de Turismo 2019-2030.
El plan consiste en impulsar las cinco rutas turísticas de Cochabamba, constituida por el trópico, cono sur, valles, zona andina y metropolitana. Entre las tareas, destacan la inversión en publicidad y trípticos informativos, además de reforzar el trabajo en las redes sociales con el propósito de mostrar la diversidad de la cultura, patrimonio natural y lugares turísticos.

"Se hará una reunión a mediados de diciembre con todos los participantes, ya sean agencias, hoteles, hostales, guías turísticos, para ver la manera en que se asumirán, los desafíos, el próximo", puntualizó Obando.

La actividad turística representa un 2,6 del PIB regional, considerando solo el sector gastronómico y hotelero, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

FLUJO TURÍSTICO EN COCHABAMBA

Turistas extranjerosCada vez son más personas las que elijen al departametno como destino. En una década creció en 67%
La Estrategia Departamental de Turismo 2019-2030 consiste en la ejecución de 247 proyectos. La inversión asciende a 545.696.864 bolivianos, de los cuales el 55 por ciento serán destinados a infraestructura y prestaciones turísticas. Los trabajos viales y servicios básicos concentrarán el 44 por ciento del presupuesto.

En Bolivia

A nivel nacional, desde el Ministerio de Culturas y Turismo se impulsan con “urgencia” la evaluación de los efectos.

"Los Viceministerios correspondientes están preparando los informes sobre la afectación en el sector", manifestó la titular de esa cartera de Estado, Martha Yujra, posesionada en el cargo a menos de un mes.
Se prevé conocer, esta semana, un balance detallado que muestre la afectación real en Bolivia. "El turismo es muy importante en el país, el objetivo principal será reactivarlo. Estamos dando continuidad a lo que se venía haciendo", expresó.

Cada año alrededor de 1,5 millones de personas, entre nacionales y extranjeros, visitan Bolivia. En la actualidad, este sector representa alrededor del 4 por ciento del PIB nacional y produce más de 100 mil empleos, entre directos e indirectos, generando alrededor de 700 millones de dólares en ingresos.

El turismo, pilar fundamental para la economía del país, está constituida por varios sectores, que realizan un trabajo conjunto y en cadena. Por ello, la necesidad de intensificar los esfuerzos con el propósito de hacer que repunte y se reactive.