11
Sáb, Jul

Luego de tres semanas de acción en Santa Cruz, ayuda solidaria parte hacia Cochabamba

Actualidad
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Cámara Forestal de Bolivia (CFB) y la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), representadas por sus titulares Diego Justiniano y Víctor Hugo Áñez realizaron el despacho de 20 toneladas de alimentos con destino a la ciudad de Cochabamba como parte de un esfuerzo solidario a familias con su economía disminuida durante este periodo de cuarentena sanitaria por el Coronavirus.

Esta acción solidaria es parte del esfuerzo de esta mancuerna de los sectores público y privado para paliar la escases de alimentos en varias zonas del departamento cruceño como Concepción, San Ignacio de Velasco, San Matías, Puerto Suárez o Roboré entre otras, donde brigadas compuestas por personal de ambas instituciones que entregaron canastas familiares compuestas por víveres de primera necesidad como azúcar, harina, arroz, aceite y fideo.

Ahora esta campaña social extendida durante tres semanas en municipios y comunidades cruceñas se hará efectiva también a departamentos hermanos como Cochabamba y La Paz (departamento donde la ayuda llegará la próxima semana según el cronograma trazado), informaron los ejecutivos de ambos entes. Esta donación de alimentos se estima en la entrega de 60 toneladas de alimentos a nivel nacional beneficiando a un total de 10.000 familias.

“En esta oportunidad estamos enviando 20 toneladas de alimentos al hermano departamento de Cochabamba, departamento donde existe una actividad forestal fuerte y donde también existe gente que depende de este sector que está muy necesitada, esto entre comunarios y carpinteros que viven el día a día y que en este periodo de cuarentena no puede contar con recursos para estar tranquilos en casa”, afirmó Diego Justiniano, presidente de la CFB.

“Enviamos esta ayuda a Cochabamba embargados del sentimiento de llevar un mensaje de esperanza reforzado por el mensaje de quedarnos en casa .Este espíritu no va a morir nunca, pero nosotros como ciudadanos e instituciones debemos ser responsables con esa gente que disciplinadamente se quedó en su casa a cumplir la cuarentena vigente. Solidaridad es compartir”, argumentó Víctor Hugo Áñez, director nacional de la ABT.