Evo establece pausa ecológica y descarta declaratoria de desastre

Forestal
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Presidente dijo que con esta medida estará prohibida la venta de tierras en el área afectada. Como primera medida, la ABT suspendió todos los trámites de desmonte.
Evo establece pausa ecológica y descarta declaratoria de desastre El Presidente ayudó ayer a extinguir brotes de fuego en la comunidad Santa Rosa. Foto:ABI
Verónica Zapana S. / La Paz.- El presidente Evo Morales declaró ayer una pausa ecológica para prohibir la reventa de terrenos en las zonas afectadas por incendios en la Chiquitanía. Como primera medida, la Autoridad de Bosques y Tierras (ABT) dispuso la suspensión de todo trámite de desmonte y quemas. Pese al clamor de más de 80 instituciones del país, el Gobierno descartó la declaratoria de desastre nacional.

“He decidido (una) pausa ecológica en la zona de la Chiquitanía, en lugares afectados. ¿Qué significa eso? Prohibida la venta de tierras”, dijo ayer el presidente Evo Morales, en Roboré, donde sobrevoló y visitó las áreas afectadas. Incluso ayudó a extinguir brotes de fuego en la comunidad Santa Rosa.

Por la mañana, el primer mandatario se trasladó a Roboré, donde se reunió con el Gabinete Ambiental para recibir un informe de los ministros sobre las tareas para sofocar los incendios.

Morales explicó que la pausa ecológica temporal está orientada también a evaluar las tierras de la zona y a la preparación del posincendio. “Si hay que invertir sumas de dinero, estamos dispuestos a hacerlo”, sostuvo.

Según el reglamento de la Ley 3425 de Aprovechamiento y Explotación de áridos agregados, la pausa ecológica “es una medida excepcional (…) para detener las actividades de aprovechamiento y explotación de áridos”.

Desde hace 25 días, la Chiquitanía es devorada por una gran cantidad de focos de calor y de incendios forestales. Hasta ayer, el fuego devoró más de un millón de hectáreas, de este número, según el Presidente, el 33% es bosque y el resto es área de chaqueo.

“Hay que clasificar muy bien, una cosa es bosque y otra cosa son tierras con chaqueo o pastizales. Que yo sepa, el bosque es monte virgen donde nunca entró el chaqueo ni para temas agropecuarios ni temas ganaderos (…) Hay 500 mil hectáreas de bosque y lo demás, 700 mil hectáreas son tierras chaqueadas. Eso hay que verificar”, dijo Morales.

Según el Presidente, las intensas tareas de mitigación de los incendios lograron reducir entre el 17 y 18 de agosto los focos de calor de 8.000 a 1.038.

Vice: “Son temporadas”

Para el vicepresidente Álvaro García Linera, la cantidad de hectáreas afectadas este año es reducida en comparación a 2004, cuando “en la misma zona donde ahora se presentan estas quemas” se incendió 2,4 millones y en 2010 se registraron 2,8 millones. “Son incendios que se vienen por temporadas”, dijo.

Según García Linera, las quemas se dan porque hay sequía y falta agua en las zonas donde hay más agricultura.

El director del Centro de Operaciones de Emergencia de Santa Cruz, Enrique Bruno, aceptó que en anteriores años se registró un poco más “del doble de quema”, pero puntualizó “que no se puede comparar una con la otra, ya que actualmente se cuenta con normas que hubiesen evitado un incendio de esa magnitud”. “Quizá hubiese llegado sólo a 400 mil hectáreas, si se hubiese atendido con una declaratoria de desastre nacional”, sostuvo.

Descartan declaratoria

Desde hace más de 10 días, diferentes organizaciones, ciudadanos y especialistas piden la declaratoria de desastre ambiental para recibir ayuda internacional y de esa manera atender los incendios en la Chiquitanía.

El lunes, más de 80 instituciones científicas, técnicas y sociales exigieron esa medida. La Iglesia Católica también se sumó a esa solicitud.

García Linera aclaró que “el país ya está declarado como zona de emergencia”. Esta categoría no es lo mismo que desastre (ver punteo). “Ya está emitido el decreto desde febrero y dura nueve meses”, puntualizó la autoridad e indicó que en la actualidad se recibe ayuda internacional, pero que esa cooperación es “más o menos”.

El 27 de febrero, el Gobierno emitió el decreto por los desastres naturales que provocaron las lluvias y afectaron a más de 500 mil familias. Para atender esa emergencia, el Ejecutivo destinó 50 millones de bolivianos de fondos del TGN.

“Ahorita la ayuda internacional real y fuerte (es de los) hermanos de Perú, quienes nos están prestando dos helicópteros”, dijo García Linera. Resaltó que las organizaciones dieron 650 mil dólares, pero sólo la contratación del avión Supertanker cuesta un millón de dólares. “A veces dicen la ayuda internacional va a llegar, pero al momento (dado, esa ayuda es) más o menos”.

Ayer, el secretario general de la Gobernación cruceña, Roly Aguilera, instó a izar a medias astas las banderas, como una señal “de luto”. “Necesitamos que se apruebe la declaratoria de desastre nacional y que toda la ayuda llegue a la Chiquitanía. No seamos soberbios, es para que no sacrifiquemos a nuestros bomberos y preservemos nuestra biodiversidad”, concluyó Aguilera.

ABT suspende trámites de quemas

Página Siete / La Paz.- Ante la declaratoria de pausa ecológica emitida por el presidente Evo Morales, la ABT dispuso ayer la suspensión de todo trámite de desmontes. La institución anunció a través de un comunicado la ratificación de una resolución administrativa que paraliza los trámites y la ejecución de quemas a nivel nacional.

“Anunciamos que desarrollaremos un plan de contingencia en todas las macrorregiones del país para los ecosistemas de bosques sensibles a las quemas con la finalidad de prevenir y controlar incendios forestales”, se lee en el comunicado de la ABT.

“Reiteramos que toda instrucción de ampliación y solicitud de autorizaciones de desmontes y quemas queda suspendida”, añade la nota de prensa.

Según la ABT, la medida se ejecuta con la finalidad de restaurar las áreas afectadas, además de socorrer y ayudar a los todos los afectados por este desastre natural.

Diferencia entre emergencia y desastre

Norma Según el artículo 39 de la Ley 602 de Gestión de Riesgos, hay una diferencia entre emergencia y de desastre.
Emergencia Mediante Decreto Supremo, el Presidente declarará emergencia nacional cuando la presencia de un fenómeno real o inminente sea de tal magnitud que el o los gobiernos departamentales afectados no puedan atender el desastre con sus propias capacidades económicas y técnicas. Ante esta situación, el Ministerio de Defensa y todas las instituciones destinadas a la atención de la emergencia del nivel central y los gobiernos departamentales y municipales ejecutarán sus protocolos de coordinación e intervención.
Desastre El Presidente, mediante Decreto y previa recomendación del Conarade, declarará desastre nacional cuando la magnitud e impacto del evento haya causado daños de manera que el Estado en su conjunto no pueda atender con su propia capacidad económica y técnica; situación en la que se requerirá asistencia externa.