14
Jue, Nov

Voluntarios se repliegan ante las quemas provocadas por colonos

Forestal
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Voluntarios se repliegan ante las quemas provocadas por colonos
Denuncian que pobladores e interculturales siguen con los chaqueos. Dicen que ni bien ellos apagan el fuego, otros lo encienden.
2 fotos
Voluntarios se repliegan ante las quemas provocadas por colonos. Varios voluntarios y bomberos trabajan en la Chiquitania. Foto:Archivo / Página Siete

Verónica Zapana S. / La Paz.- Bomberos voluntarios de Cochabamba y Santa Cruz retornaron a sus regiones tras denunciar quemas provocadas por colonos. Frustración y decepcionados, aseguraron que ni bien apagan el fuego realizan chaqueos en los mismos sectores.

“Me siento frustrado”, dijo uno de los bomberos voluntarios de Cochabamba que prefirió guardar su nombre en reserva. Contó que se retiró del municipio de Concepción después de tres semanas de lucha intensa contra los incendios que azotan a las comunidades. “Nos vamos, sentimos que nuestra presencia es insulsa”.

“Nosotros apagamos un incendio con mucho trabajo en un sector determinado, incluso exponemos hasta nuestras vidas. Pasa un rato y otro sector prenden nuevamente fuego”, dijo el bombero a Página Siete. Aseguró que pese a tanto esfuerzo “se sienten derrotados. “No es por las quemas, sino por los comunarios que provocan los chaqueos”, añadió.

Según otro bombero voluntario de Santa Cruz, “es fácil de identificar un incendio provocado”. “Una primera señal es que la distancia de la comunidad a la quema es cercana. La segunda es el hallazgo de indicios como botellas de alcohol y gasolina, entre otros elementos en las zonas afectadas”, dijo.

Ayer, la Secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación de Santa Cruz, Cinthia Asín, indicó que Concepción es actualmente uno de los municipios más golpeados por los incendios. Indicó que en el sector hay al menos 10 focos de calor.

De acuerdo con datos de la Gobernación, hasta la fecha, se reportaron dos millones de hectáreas quemadas, de ellas 900 mil son de áreas protegidas.

Desde hace 40 días, cuando se iniciaron los incendios, cientos de voluntarios fueron a la Chiquitania para ayudar a mitigar el fuego. Algunos incluso se trasladaron con sus propios recursos, todo para salvar la naturaleza.

Videos que fueron viralizados en redes sociales muestran una reunión entre los bomberos voluntarios con los colonos e interculturales. En las imágenes se ve que los primeros reprochan a los segundos por ocasionar los incendios.

En uno de los audiovisuales, un intercultural dice que no fueron ellos los que provocaron las quemas, sino un trabajador de los colonos. “Queremos decirles muchas gracias, por todo el sacrificio que hicieron para llegar a esta comunidad que es nueva”, comenta.

El comunario añade que recién recibieron la resolución de asentamiento. “Antes no podíamos hacer ni siquiera la casita que ustedes ven y ni siquiera teníamos carretera”, contó.

En ese momento, uno de los bomberos molesto pide que se entregue al comunario que provoca los incendios.

Otro de los bomberos que participaba de la reunión grabada asegura que se sintió como “un pelele” porque fue a ese lugar para ayudar. “He dejado a mi familia porque he visto que muchas personas podían estar afectadas. Por eso por solidaridad (...) hemos venido. Me da pena decir que como al perro detrás de su cola, yo apagaba, pero venía otro desgraciado que encendía el fuego”, remarca.

Otra de las voluntarias comenta que han “pillado a gente prendiendo fuego” y asegura que en su debido momento se dará más datos al respecto. “¿Para qué estamos? Para controlar, les dejamos todo libre y lo tenemos filmado”, sostiene.

La voluntaria asegura que por eso se sienten decepcionados. “Uno viene a dar un servicio de corazón y se topa con una indiferencia y los intereses de otras personas”, comenta.

A su turno, otra de las voluntarias muestra una lata de alcohol Santa Cecilia. “Yo los he visto”, dice y revela que varios de los pobladores participaban en las reuniones entre bomberos y comunarios sólo para saber por dónde irá la brigada para apagar los incendios. Y de esa manera, “ponen en alerta a su gente para que encienda el fuego nuevamente”.