09
Jue, Feb

  64 municipios en desastre por sequía; también preocupan incendios e inundaciones

Medioambiente
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Otros 62 más permanecen en riesgo. El viceministro Calvimontes se refiere a incendios provocados
Juan Manuel Ijurko


Los efectos climatológicos adversos que afectan a Bolivia "están causando zozobra en el país". La advertencia proviene del viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, ante la prolongada sequía, el reinicio de incendios forestales y el peligro de inundaciones a partir de la segunda quincena de diciembre.

El panorama desalentador tiene su origen en una sequía que perdura desde mayo de 2022 y se extenderá, según previsión del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), hasta marzo del próximo año. "64 municipios, en siete departamentos, han sufrido el efecto de la sequía. (...) Otros 62 municipios podrían también declararse en desastre hasta marzo", puntualiza Calvimontes.

Chuquisaca es el departamento con más municipios incluidos en esta lista. Son 21 en total. Cochabamba con 12 y Santa Cruz con 9 siguen en la misma lista. La Paz y Potosí reportan 8 municipios cada uno, mientras que en Tarija y Oruro son tres municipios los declarados en emergencia.

"Se trata de un caso inusual nunca antes visto y que obliga a tomar algunas previsiones al respecto", afirma el viceministro en el canal estatal Bolivia Tv. La autoridad también adelantó la implementación de "un plan agresivo a corto, medio y largo plazo" que integrará a cuatro ministerios.

La sequía ha perjudicado sobremanera a pequeños productores "que cultivan apenas para su supervivencia". La seguridad alimentaria estaría a salvo puesto que la afección a medianos y grandes productores "ya resuelven en problema con el uso de tecnología", manifestó Calvimontes.

Vuelven los incendios provocados

"Estamos iniciando el cuarto periodo de incendios forestales. Se han reactivado los incendios en Tariquía y Samaipata; también hay otros en Chuquisaca, Cochabamba y Cordillera (Departamento de Santa Cruz)", enumera la autoridad.

La aparición de nuevos incendios está relacionada con la sequía que asola a gran parte del país. Esta situación "incrementa el riesgo de incendios", advierte Calvimontes. Aunque lanza una hipótesis sobre el inicio de los diversos fuegos. "Se han iniciado en otros lugares, no dónde había cicatrices de quema, salvo en Samaipata", reseña.

El viceministro se manifiesta de manera contundente sobre el origen de estos incendios. "Son provocados para aumentar el área productiva o el área de ganadería, por personas que tienen otros intereses. También son formas de camuflar los chaqueos ilegales", denuncia durante la entrevista.

La preocupación manifestada desde el Ejecutivo nacional por el repunte de nuevos incendios se une a la alerta por las quemas producidas en espacios de protección medioambiental. "Como nunca todas nuestras Áreas Naturales de Manejo Integrado (ANMI) y nuestras reservas forestales han sufrido un incendios, si no estamos hablando de dos o tres incendios", matiza.

Ante esta situación demanda una investigación a profundidad debido a que las llamas se encontrarían en "lugares inaccesibles donde no hay una actividad económica visibilizada que pueda ser el origen de los incendios"".

Calvimontes compromete la actuación del Gobierno para frenar los incendios. "Si no resolvemos el origen del problema estructural de los incendios va a llegar un momento que no vamos a tener la capacidad ni humana ni económica para poder combatirlos", alertó en su intervención televisiva.

Los datos sobre las quemas en el país son alarmantes, aunque menores que en años pasados. De los 119 incendios intervenidos, 79 han sido en suelo cruceño, 16 en Tarija, 12 en Cochabamba, cuatro en Beni y Chuquisaca, tres en La Paz y uno solo en Pando.

Para combatir las llamas, el ejército movilizó a 10.356 bomberos de las Fuerzas Armadas que se suman a los bomberos voluntarios y a los que provienen de diversas instancias de gobierno como municipios y gobernaciones.

Desastre sin precedentes

La difícil situación que se vive en muchas comunidades se resumen en las catástrofes climáticas vividas "casi en simultáneo y en apenas 40 kilómetros" en el municipio de Huacareta (Chuquisaca). El viceministro detalló la prolongada sequía que afecta a las numerosas comunidades guaraníes de la zona.

Sobre esta difícil situación, se declaró un incendio en el área protegida aledaña y, casi los mismos días, una torrencial lluvia con granizo que "arrasó todo a su paso. Un desastre sin precedentes con tres efectos climáticos adversos casi simultáneamente", describió la autoridad.

Previsión de inundaciones para la segunda quincena de diciembre

Los informes de Senamhi proyectan un periodo de riesgo de inundaciones a partir de la segunda semana de diciembre que se extiende hasta febrero. Por el momento, "la cuenca del Amazonas se encuentra en sus niveles mínimos de agua", apunta Calvimontes. Califica como de cierta tranquilidad los informes, puesto que las lluvias están previstas para más adelante.

Las alertas se centran en el río Beni a su paso por Riberalta. "El cauce ha llegado a su nivel normal y a partir de ahora, cualquier precipitación puede causar problemas durante su trayecto", manifestó.

El reporte hidrológico también explica la situación actual del lago Titicaca que se encontraría en un nivel mínimo de agua.

Desde Defensa Civil, anuncia el viceministro, "se avanza con los trabajos de prevención" para evitar cualquier desastre.