García niega rotundamente: Alcalde de Roboré clama ante Vicepresidente que se declare desastre nacional

Medioambiente
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El burgomaestre de Roboré afirmó que la población y los animales soportan 52 días de incendios, humo y devastación. En tanto, Álvaro García respondió: “Una palabra no nos va a salvar”
TRONCOS SECOS Y QUEMADOS POR EL FUEGO QUE ARRASÓ CASI DOS MILLONES DE HECTÁREAS EN LA CHIQUITANIA.
El alcalde de Roboré, Iván Quezada, ayer clamó al vicepresidente del Estado y candidato por el Movimiento Al Socialismo (MAS), Álvaro García, que el Gobierno central declare desastre nacional porque los esfuerzos ya fueron rebasados, después de casi dos meses de fuego en la región y de casi dos millones de hectáreas devastadas. El alto funcionario de Estado negó rotundamente la petición y sentenció que “una palabra no nos va a salvar”.

Ya son 25 días continuos en los que los alcaldes de los municipios de la Chiquitanía y varias organizaciones de la sociedad boliviana piden al Gobierno que declare desastre nacional y pida ayuda internacional. El pedido traspasó las fronteras ya que residentes bolivianos en varios países de Europa se unieron a la demanda. Sin embargo, los funcionarios de Estado dieron un rotundo “no” al pedido argumentando que el Estado Boliviano ya no es “mendigo” y que cuenta con los recursos necesarios para enfrentar esta emergencia.

Mientras tanto, el esfuerzo de los cientos de voluntarios, Bomberos de la Policía, Fuerzas Armadas y los mismos pobladores de la Chiquitanía por apagar los focos de calor se vuelven vanos, porque, según denuncia de los propios voluntarios, los colonizadores vuelven a reactivar los incendios.

En ese escenario, el alcalde de Roboré, una vez más imploró ayer a García que se declare Desastre Nacional para viabilizar la ayuda del mundo frente a los incendios en la Chiquitanía, puesto que los esfuerzos nacionales han sido sobrepasados.

Sin embargo, el segundo mandatario descartó esa posibilidad y recordó que ya hay una declaratoria de emergencia con la cual se están destinando recursos a la atención de estas contingencias y, además, se ha pedido cooperación internacional pero tarda en llegar.

El intercambio entre el Alcalde y el Vicepresidente se dio en el acto de inauguración de una unidad educativa, según reporte de Erbol.

En su discurso, el Alcalde de Roboré dijo que los incendios se soportan por 52 días en su región y ya han afectado 155 mil hectáreas de sus 730 mil. Dijo que ya han perdido demasiado.

Quezada aseveró que los días de soportar el fuego se han transformado en tristeza, cansancio, agobio y hasta indiferencia con los que sufren. Aseveró que esto no parará hasta las lluvias, pero los incendios ya han sobrepasado los límites de la capacidad de atención.

“Quiero pedirle Vicepresidente y sabemos, ya usted nos ha dado una respuesta, pero ayer hemos visto que hemos sido sobrepasados en todos los límites. Nuestro avión está planificado para hoy día en la mañana pasar por Yororobá y derramar agua, pero después de varios días y quemazón cuando ya se han perdido miles de hectáreas. No podemos ver a nuestros campos calcinados. Necesitamos abrirnos, necesitamos pedir ayuda, clamar a todo el mundo porque eso es lo que no va a liberar de esta situación. Y, cómo le digo, la voz de mi pueblo, me sumó con ese clamor: si es posible la ley de Desastre Nacional, Vicepresidente, hagámosla, por todos por todos nuestros niños”. dijo el Alcalde frente al segundo mandatario.

El pedido del Alcalde fue aplaudido por los presentes en el acto. Quezada acotó que, si bien una declaratoria de Desastre se puede se puede tomar como una admisión de que somos incapaces de solucionar, pero la realidad es que las fuerzas ya están agotadas y sobrepasadas.

GARCÍA

El vicepresidente, Álvaro García, respondió al alcalde Quezada en el mismo acto y dijo que ya se declaró emergencia nacional y que se ha convocado la ayuda internacional, pero está tardando.

“Ya hemos declarado todo lo necesario. No es una palabra que nos va a salvar. Lo que nos va a salvar es el trabajo unido, persistente, coordinado: Alcalde, Gobernador, Gobierno nacional, instituciones, ciudadanía, juntos para enfermar con la ayuda internacional esta tragedia de nuestros bosques”, dijo el segundo mandatario.

El funcionario reconoció que nunca los incendios se habían registrado “a este nivel tan gigantesco”, sin embargo, resaltó que se puso a disposición una “flota gigantesca de helicópteros y aviones” que está recorriendo la Chiquitanía.

Recalcó que ya se tiene una Declaratoria de Emergencia la cual sirve para disponer de recursos del Estado, y que la Declaratoria de Desastre es para apelar a los recursos internacionales. Agregó que ya se ha apelado al ámbito internacional.

Señaló que ya llegó ayuda de Perú, Francia, Argentina, Estados Unidos y Rusia, pero lo que ocurre con la cooperación internacional es que tarde, es poca y momentánea, porque también los otros países tienen sus propios problemas.

“Hemos declarado emergencia nacional y hemos convocado ayuda internacional. Todos los ámbitos legales están habilitados para que llegue ayuda del mundo, pero está tardando y no porque no queremos nosotros, sino porque así es el mundo”.

García dijo que fundamentalmente la lucha contra el incendio debe estar a cargo de los bolivianos con el apoyo de la ayuda internacional. Agregó que los bolivianos no pueden rendirse ante esta situación.

EMERGENCIA Y DESASTRE

Según la Ley 602, la Declaratoria de Emergencia Nacional se debe dar cuando los “gobiernos autónomos departamentales afectados, no puedan atender el desastre con sus propias capacidades económicas y/o técnicas”, ante lo cual se habilita la intervención del Ministerio de Defensa y todas las instituciones destinadas a la atención de la emergencia del nivel Central del Estado.

La Declaratoria de Desastre Nacional, en cambio, implica que el Estado en su conjunto no puede atender con su propia capacidad económica y/o técnica las contingencias, por lo cual se requerirá asistencia externa.