12
Dom, Jul

Una batalla ganada en defensa de las áreas protegidas

Medioambiente
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) tras proceso penal, logra sentencia de reclusión y envían a la cárcel a tres ciudadanos peruanos por el delito de Destrucción y Deterioro de Bienes del Estado y la Riqueza Nacional. Las personas sentenciadas deberán cumplir una condena de tres años de reclusión en el Establecimiento Penitenciario Modelo de Villa Busch en Cobija, Pando.


Pando, 03 de junio de 2020. - Tras un proceso judicial, el pasado 22 de mayo del presente, cuatro ciudadanos peruanos fueron condenados a la pena privativa de libertad por el delito de Destrucción y Deterioro de Bienes del Estado y la Riqueza Nacional en la Reserva Nacional de Vida Silvestre Amazónica Manuripi del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP) dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMAyA).
En fecha 9 de febrero de 2020, el cuerpo de protección del SERNAP, encontró en flagrancia a cuatro ciudadanos peruanos talando madera de forma ilegal dentro del área protegida. Por lo que, se hizo la respectiva denuncia ante las instancias judiciales. Asimismo, se hizo el decomiso de motosierras y armas de fuego que portaban los autores del delito.
El Juez de Instrucción en lo Penal N°1 de Cobija, el Dr. Valencio Huayta Limachi, Pando, sentenció a los cuatro autores del hecho, por el delito de Destrucción o Deterioro de Bienes del Estado y la Riqueza Nacional (Art. 223) y Tenencia o Portación Ilícita de Arma de Fuego. (Art. 141).
Por su parte, Crisanto Melgar Souza, Director Jurídico del SERNAP, consideró que la obtención de la señalada sentencia marca un hito histórico dentro de la lucha por la protección de las áreas protegidas, porque a partir de la fecha la misma servirá de jurisprudencia, ya que las personas que cometen delitos contra la Madre Tierra no gozarán de la Suspensión Condicional de la Pena, tal como lo manda el Art. 44 Par. I de la Ley N° 300, situación que ahora se deberá cumplir en otros casos similares.

¡Continuamos trabajando por la conservación de las áreas protegidas nacionales!